Una ordenanza municipal en Barcelona prohíbe colgar bicicletas en los balcones

190
balcon_bici_madrid

balcon_bici_madrid

Un reciente estudio sobre impacto visual en la ciudad de Barcelona ha llevado al ayuntamiento a sacar una ordenanza municipal por la que las bicicletas no pueden estar colgadas en las terrazas a no ser que se demuestre uso diario, lo que pretende de una vez por todas que los barceloneses usen la bicicleta como medio de transporte y se ayude así a la reducción de contaminantes y evitar así tener usar los protocolos anticontaminación que están previstos.

Y es que este reciente estudio sobre los aspectos de los balcones de Barcelona fue llevado a cabo tras una petición del ayuntamiento de la ciudad a varias tiendas de biciceltas de Barcelona y alrededores, incluido el Decathlon, sobre el número de bicicletas vendidas en el último lustro. Ante la escalofriante cifra aportada por los comerciantes y algunas denuncias de paisajistas urbanos que veían como los balcones de Barcelona se llenaban de bicicletas apiladas (y en el mejor de los casos colgadas) se ha llevado a cabo esta medida que aunque no incluida en el programa electoral de Ada Colau, va muy en la línea de las políticas de movilidad y ecología que persigue el ayuntamiento catalán.