Una conductora queda atrapada con su coche en un parking para bicicletas

Con la llegada de los GPS de última generación, muchos conductores solo conducen guiándose por las indicaciones de estos, con el peligro que conlleva en muchos casos.

Aunque suene irreal, una conductora se metió hasta la cocina con su coche en un aparcamiento exclusivo para bicicletas, quedando atrapada con su automóvil.

Utrecht, en los Países Bajos, donde la bicicleta es uno de los medios de transporte más utilizados en combinación con otros como el tren, cuenta con diferentes aparcamientos para bicicletas.

Pero no creas que son aparcamientos o aparcabicis como los que estamos acostumbrados en el resto del mundo, véase España.

El GPS de la conductora tenía la ruta configurada «a pie», pero no se dio cuenta y se metió de lleno en el aparcabicis

Allí, con 17 millones de habitantes, se calcula que hay más bicicletas que personas, llegando el número de estas a superar los 18 millones.

Es por ello, que las autoridades, desde hace muchos años, crearon diferentes aparcamientos para bicicletas, tanto en superficie, como elevados, y en el caso que nos atañe, subterráneos.

Estos aparcamientos tienen capacidad para miles de bicicletas, y suelen estar situados en lugares estratégicos como estaciones de trenes y autobuses de importancia:

De esta manera, los ciclistas pueden ir de casa o el trabajo a la estación, dejar la bicicleta, y continuar su trayecto en transporte público.

Pese que existen varias señales que indican que es un parking subterráneo solo para bicicletas, la conductora solo se fijó en su GPS

¿A quién no le ha pasado, que por hacer caso al GPS, ha terminado en un callejón sin salida?

En realidad este callejón sí tenía salida, solo que demasiado estrecha para maniobrar con el coche.

Al entrar al aparcamiento de bicis, la mujer se dio cuenta de su error, pero ya era demasiado tarde.

Ante la imposibilidad de girar, continuar o dar marcha atrás sin terminar dañando su automóvil o las instalaciones, no le quedó más remedio que pedir ayuda a las autoridades.

Cuando la Policía de Utrecht llegó al lugar, no se sorprendió, pues al parecer, no es la primera vez que un conductor termina con su coche dentro del aparcamiento exclusivo para bicicletas al hacer caso omiso a la señalética colocada en la entrada del parking.

Puedes ver el vídeo en la televisión local RTV Utrecht.

Los agentes ayudaron a la conductora a sacar el vehículo del parking para bicis, aunque desconocemos cual fue la cuantía de la multa.

Navega por la nube de etiquetas o comparte el artículo con más amigos y ciclistas: