¿Una bicicleta eléctrica sin pedales ni frenos?. Así ve Skoda el futuro con su nueva «Ebike»

33
¿Una bicicleta eléctrica sin pedales ni frenos?. Así ve Skoda el futuro con su nueva

Las marcas de coches y motos están apostando fuerte por la movilidad urbana sostenible, pero lejos de los coches eléctricos o híbridos convencionales. Desde patinetes eléctricos, pasando por panticletas e incluso coches eléctricos a pedales como vimos hace unos días.

Ahora es el turno de KLEMENT, la nueva, vaya, nueva, no sabemos ni como denominar a esta especie de bicicleta eléctrica sin pedales ni frenos en el manillar de Skoda.

Para que te hagas una idea, es una especie de Hoverboard pero con forma de bicicleta de montaña futurista.

Como comentamos, no tiene pedales, pero tampoco tiene un gatillo ni un puño donde darle «electrones» al motor para que se mueva.

¿Entonces, como funciona la «bicicleta» Skoda KLEMENT?

Pues con los pies, pero sin dar pedales, por que no tiene bielas ni cadena, ni cambios. Para que la…, vamos a llamarla por su nombre, para que la panticleta Skoda se mueva hay que poner los pies en los reposapiés, e inclinar estos hacia delante, al estilo de un Hoverboard o monociclo eléctrico.

¿Y has dicho que tampoco tiene frenos, entonces?

Sencillo, para frenar, basta con ir inclinando nuestros pies a la contra, es decir, levantando la punta del pie. Posee una especie de freno regenerativo, al igual que los coches eléctricos.

Como nos ha surgido la duda de, y si… tenemos que frenar bruscamente por una emergencia. Pues Skoda se las ha ingeniado para accionar automáticamente un freno de disco colocado en la rueda delantera, el cual posee ademas un sistema de ABS para que la rueda no se bloquee ni patine en ningún momento. No sabemos muy bien como funciona, pero esta idea si nos gusta.

Ya por el simple hecho de no tener pedales y no ser accionada por el movimiento circular de alguna de nuestras extremidades, no se le puede considerar una bicicleta.

Además, su motor colocado en el buje trasero, posee una limitación que supera los 25 km/h, por lo que en Europa pasaría a ser una motocicleta eléctrica, teniendo que llevar matrícula, seguro, etc..

El límite lo han puesto en 45 km/h, y gracias a que su cuadro alberga hasta dos baterías de 52 celdas con un total de 1250 Wh, puede llegar a recorrer más de 60 kilómetros de distancia con una sola carga.

Su peso ronda los 25 kilogramos y entre otras características, cuenta con intermitentes señalizadores, timbre eléctrico, iluminacion led y posibilidad de conectar directamente al cuadro nuestro teléfono móvil, para así poder ver en la pantalla todos los datos comunes en un ciclo-computador moderno.

Estos días está siendo presentada en la feria Eurobike, y por el momento no hay fecha prevista para su comercialización.

ABUS Game Changer

Como abríamos este artículo, cada vez vamos a ir viendo más artilugios eléctricos para la movilidad urbana, y a más marcas del motor meterse de lleno en el sector de la bicicleta.