Un viaje, un camino, una dirección: Berlín – Brandenburgo

38

renzo_camino_munich_brandenburgo

Comienza el día, estoy muy nervioso…, salgo a un camino que no conozco, no tengo mapa, sólo mi iPhone sin conexión a internet, pero he probado que el GPS funciona muy bien. Todo preparado, mi objetivo: Múnich.

Salgo temprano de casa después de un gran desayuno alemán, un poco nervioso, con frío, pero emocionado. Días antes preparé una bicicleta un poco antigua, quizás de los años 90, que un amigo me prestó, creo que no la utilizaba desde hace mucho, le puse un sencillo sillín y la lleve a un técnico para que me la pusieran a punto, cuando les dije que iba recorrer más de 1000km me miraron y miraron la bici, y dijeron: a lo mejor llegas…
La verdad que la bici no me dio ningún problema, sólo algún imprevisto solucionable. Espero algún día poder recuperarla y ponerla en algún lugar especial.

image

Preparé mis cosas un día antes, sobre todo ropa y un kit de supervivencia para la bici, muy básico: un par de cámaras y todo lo necesario para cambiarlo, un chubasquero (que no me sirvió de nada, luego explicare por qué).
Llevaba una bandoleras para la bici y un pequeña mochila. Algo de frutos secos, barritas energéticas, fruta, algún chocolate y una botella de agua. Dos agendas, una muy personal y otra de viaje.
Y lo más importante, traje todas las ganas que hay que tener para saber que tenía que recorrer 1000 km hasta llegar a Múnich.

image

Primero y antes de salir de Berlín, decido conocer un poco más esta bella ciudad, con tanta historia, inclusive es parte de mi vida. He visto tantas veces esta ciudad, pero parece como si cada vez que la visito me sorprendiera más, lugares nuevos que encuentro, y otros que ya conocía. Todo en Berlín me sorprende, es verdad que es la NY de Europa. Me encanta. Además Berlín como todas las grandes ciudades, es muy multicultural y encuentras gente de todo el mundo, además tienes el plus de ser español, ¿y a quién no le gusta España?. Sólo hace falta decir que eres de allí y abrirte una sonrisa, aunque mi lugar de nacimiento sea Perú, y también lo diga, es ya la bomba, y se vuelven locos. Curiosa mezcla de donde vengo.

image

Berlín tienen tanta historia, y también mil historias personales que si le dedico todo un día al final no salgo de la ciudad…, además el día es corto, asi que decido coger la llamada ruta del muro, que me lleva luego a la ruta del Havel. La zona de Spandau, cerca de Berlín, es un lugar lleno de lagos y el río que lo cruza, es muy tranquilo y bonito, mucha gente vive aquí y trabajan en la ciudad, ya que está relativamente cerca, a unos 20 minutos del centro.
Pero con tantas cosas que he visitado, el día está apunto de terminar, así que decido buscar un Hotel y refugiarme, además empieza a llover, y os recuerdo que es abril.

He llegado al Havel, río que cruza Berlín. Aquí, en un lugar que me han recomendado, y que a primera vista parece un hospital salido de una película de la Segunda Guerra Mundial y donde a punto estoy de no quedarme…, pero algo me impulsa a pasar la noche en este inóspito lugar. Al conocer a los propietarios mi idea cambia, además ellos me cuentan que son los nuevos propietarios y que tiene un proyecto nuevo, inclusive me lo enseñan como va quedar el nuevo Havel Lounge.

image

Conversamos y veo que van a convertir el hotel en algo tan bonito, además esta entre la naturaleza que rodea Berlín y Berlín, en si. Tan grata es mi sorpresa de la idea que tienen, que ya tengo ganas de volver. Aquí mismo conozco a alguien que me inspira confianza y sabiduría. Y conversamos de muchas cosas. Pasamos una tarde muy agradable después de cenar una comida cocinada con tanto cariño. Es sorprendente la gente que puedes encontrar en lugares donde no hablan tu idioma, inclusive puedo decir que era el único en el Hotel, ya que no era temporada y era un día jueves. Estaban preparando todo para reformarlo y hasta creo que abrieron para mi :-).

Me voy a la cama a descansar. Ha sido un día muy tranquilo, no he recorrido mucho, pero si he conocido una ciudad hermosa y un lugar para quedarse muy agradable para los sentidos y con muy buena gente, espero que a si sea todo mi viaje. El primer día se me ha hecho muy corto.