Un kit de luces LED barato que todo ciclista debería llevar siempre en su bicicleta

1270
kit-luces-led-bicicleta-barato-foco-iluminacion-blanca-roja-ciclismo-bike
Así es este kit de luces led barato para bicicletas

Llevar luces en la bicicleta ya ha dejado de ser cuestión únicamente de los ciclistas nocturnos.

En carretera ya son pocos los que no llevan una luz LED trasera roja parpadeando en sus entrenos a pleno sol.

La seguridad no es algo que debamos dejar al azar, por eso utilizar prendas de colores vistosos, reflectantes o de alta visibilidad, así como respetar las normas de circulación es esencial para al menos ir un poco más tranquilos.

En montaña la cosa cambia, sobre todo con las luces durante el día, pues pocas veces nos vamos a encontrar con un coche que nos venga por detrás.

Sin embargo, como bien dice el refrán, más vale prevenir que curar, y hay ciertas situaciones en las que unas luces no solo nos ayudarán a llegar a casa, sino ha hacerlo con mayor seguridad.

¿A quién no se le ha echado la noche encima por algún imprevisto?

Tanto si eres ciclista de montaña como de carretera, nunca está demás llevar colocadas en la bici o dentro de la mochila unas luces LED de emergencia.

Por su tamaño, su peso y sobre todo su bajo precio, no merece la pena dejar a la suerte nuestra seguridad.

En carretera es más que recomendable llevarla siempre encendida, sobre todo la trasera roja, tanto de noche y de día. Puedes echarle un ojo a este modelo.

En montaña si se nos estropea la bici, nos perdemos, nos caemos, o sencillamente se nos hace tarde y tenemos que llegar a tientas a casa, donde muchas veces finalizamos la ruta por carretera o ciudad, debemos estar siempre prevenidos.

Por eso este KIT de luces LED para bicicletas barato es un indispensable para cualquier ciclista.

En ciudad también es más que recomendable, incluso en algunas ciudades obligatorio, llevar luz delantera y trasera siempre encendidas.

Este tipo de luces se instalan con una sola mano gracias a una goma elástica que las fija y no permiten que se muevan de nuestro manillar, cuadro o tija de sillín. No hace falta herramienta alguna para colocarlas.

Cuatro modos de iluminación para ahorrar batería

Cuentan con cuatro modos de iluminación, fijo, fijo con menor intensidad, parpadeante, y parpadeo más lento para ahorrar batería. Estas son recargables mediante un cable USB y cargador que vienen incluídos en el KIT.

Su duración depende del tipo de intensidad que utilicemos y puede oscilar entre las 5 y las 12 horas.

Además cuentan con un clip de plástico en el cuerpo del foco que nos permite colocarla en una mochila, la visera del casco, una gorra, etc.

También son ideales por su bajo coste para llevarlas dentro del coche a modo de linterna o de señalización en caso de avería o accidente.

Habiéndolas probado durante algo más de un año, te podemos asegurar que ya no salimos a pedalear sin ellas y rara vez las quitamos de nuestra bicicleta.

No son sumergibles pero si resistentes al agua, por lo que no son impedimento para utilizarlas en días de niebla o lluvia moderada.

Anteriormente como luces de emergencia habíamos utilizado este otro tipo, algo más pequeñas y ligeras, pero por su baja potencia no son tan ideales, pues, únicamente nos harán visibles de cerca en plena oscuridad, no sirviendo para iluminar en la parte delantera el camino.

No hay excusa para ir más seguros en bicicleta y recuerda que es un kit de emergencia, no para salir de ruta con ellas.

Como este sencillo kit hay multitud de modelos muy parecidos y con diferentes precios y potencias. Para gustos colores.