Un cicloturista español brutalmente asesinado a golpes en Francia

2078
Un-cicloturista-espanol-brutalmente-asesinado-a-golpes-en-Francia
Una bicicleta abandonada entre la maleza. - Archivo

La policía francesa investiga desde el pasado jueves 7 de octubre el brutal asesinato de un ciclista español que viajaba con su bicicleta desde Suiza hasta España.

El ciclista, residente en las Islas Canarias fue encontrado aún con vida por un vecino de la localidad de Soyons, al suroeste de Francia, que paseaba a su perro por la mañana temprano.

La policía ha tratado el caso como un homicidio desde el primer momento debido a la gravedad de las heridas que presentaba el fallecido.

Roberto tenía el rostro deformado por los golpes recibidos

Roberto, que así se llamaba este ciclista canario de 28 años de edad que recorría la vía Rhona que transcurre desde Suiza a España, se encontraba tendido junto a un gran charco de sangre junto a un sendero paralelo al río Ródano.

El paseante que lo encontró relató a los medios locales que primero se topó con una bomba de mano, y que tras recogerla pensando que algún ciclista la había perdido, esta estaba manchada de sangre.

Sorprendido, continuó la marcha y pocos metros más adelante vio unas rocas con un gran charco de sangre, pensando que el ciclista había tenido una grave caída, pero su mayor sorpresa fue cuando descubrió el cuerpo de Roberto.

Estaba tendido sobre las rocas y parecía estar muerto. Le tocó sobre un hombro y este reaccionó ligeramente. Tenía el rostro deformado por los golpes recibidos.

El vecino pidió ayuda y esperó a los sanitarios, quienes trasladaron al ciclista español hasta el hospital Valence, donde poco después fallecería a causa de las heridas.

La bicicleta y sus alforjas estaban escondidas a unos metros de allí

Pese a que inicialmente se pensó que se trataba de un robo, la brutalidad de la agresión y tras encontrarse todas las pertenencias en el lugar, se descartó el mismo.

Según los dados ofrecidos por la policía, presentaba dos cortes profundos en un brazo y hasta treinta golpes con un objeto contundente en su cara y cabeza.

La distancia entre el charco de sangre, su tienda de campaña y la bicicleta, y el cuerpo del ciclista, hace indicar a los investigadores que fue sorprendido durante la noche mientras dormía. Tras ser atacado este luchó por su vida, terminando tendido a unos metros del lugar.

Al igual que cualquiera de nosotros, los vecinos de Soyons están consternados.

El próximo sábado se realizará una marcha blanca con una ofrenda floral en la localidad para homenajear a este ciclista español fallecido en unas muy extrañas circunstancias.