Un ciclista herido en el cuello tras encontrarse un cable cruzado en un camino

Desde Iberobike te animamos a denunciar cualquier tipo de obstáculo o posible peligro para los ciclistas, tanto en la carretera como en la montaña.

53269
Un ciclista herido en el cuello tras encontrarse un cable cruzado en un camino
El ciclista de montaña sufrió heridas en su cuello al toparse con este cable cruzado en medio de una pista en el monte. - @HugoEspigao

De nuevo nos llegan noticias, en este caso desde el país vecino Portugal, donde un ciclista de montaña ha sufrido diversas heridas en su cuello, tras toparse con un cable de acero cruzado en un camino mientras montaba en bicicleta de montaña.

El pasado sábado 30 de Mayo, Hugo «Espigão» Carvalho se encontraba practicando mountain bike por un camino vecinal, cuando se vio sorprendido por un cable curzado de lado a lado de la pista y a la altura de su cuello.

No le dio tiempo a reaccionar pese a que no iba a gran velocidad

Este tipo de trampas mortales son prácticamente invisibles al ojo humano cuando se va en movimiento como en bicicleta o motocicleta.

El mismo ciclista lo ha denunciado en las redes sociales, donde algunas personas han indicado que se trataba de un camino «privado».

Aunque alguien quiera delimitar sus terrenos (decimos terrenos, pues los caminos deberían ser siempre de uso público), lo debe hacer correctamente y sobre todo de manera segura y visible.

No se pueden permitir como ya vimos la semana pasada en La Rioja, que este tipo de cables y trampas ciclistas estén en ningún camino o sendero, privado o no, ya que alguien por equivocación, o intencionadamente, se puede hacer mucho daño con ellos al circular por estas vías.

Como el propio Hugo indica:

«Ya no hay ningún lugar seguro para montar en bicicleta»

Desde Iberobike te animamos a denunciar cualquier tipo de obstáculo o posible peligro para los ciclistas, tanto en la carretera como en la montaña.

Solo esta manera podremos terminar con este tipo de acciones, que aunque no sean intencionadas, como decimos, pueden hacer mucho daño.