Typical Spanish: «La que estáis liando macho con las pu*as bicicletas»

4938
Typical Spanish La que estáis liando macho con las pu_as bicicletas
El copiloto de una furgoneta, enojado por que un ciclista le ralentiza su marcha en el Paseo de la Castellana de Madrid.

El odio al ciclista, por mucho que lo intentemos disimular y ocultar, está más presente de lo que nos imaginamos, y no solo en la carretera.

El vídeo que podrás ver más abajo es solo un ejemplo más, esta vez del pasajero o copiloto de una furgoneta blanca, de esas que inundan las calles de muchas ciudades.

El ciclista @juanitopez grabó las imágenes en la céntrica avenida del Paseo de la Castellana de Madrid

«Vamos siempre por el mismo carril, el mismo carril de los subnormales de las bicicletas»

Copiloto enojado

Al parecer, Juanito tuvo algún encontronazo con la mencionada furgoneta, al parecer con el copiloto de la misma.

El ciclista madrileño se paró junto al vehículo en su parte derecha para preguntarle qué le pasaba.

En ese instante el copiloto abrió la puerta y comenzó su gran discurso, con una expresión en su rostro con la que no hacía falta si quiera que abriese la boca.

Typical Spanish: «Te vas jugando la vida, ¡te vas jugando la vida»

Para el que no conozca el Paseo de la Castellana en la capital, se trata de una de las arterias o vías principales de la ciudad.

Cruza de sur a norte Madrid desde la Plaza de Colón hasta el Nudo Norte.

En el mismo está programado un carril bici, reclamado desde hace años por los ciclistas madrileños y la mayoría de colectivos, salvo uno.

Para el que se mueva en bicicleta por una ciudad como Madrid (y muchas otras de menor índole), conocerá el acoso y derribo que sufren los ciclistas, tanto si hay carril bici como si no.

En el centro de la capital en concreto, la falta de infraestructuras ciclistas se «solventa» con los famosos timocarriles (Carriles 30).

Estos son compartidos por bicicletas y coches, un sin sentido en cualquier ciudad moderna.

Este es el vídeo en cuestión que refleja la situación social de odio al ciclista y las bicicletas, alimentado por los dirigentes, quienes siguen promocionando el uso de coches, furgonetas y motocicletas, persiguiendo y discriminando a bicis y patinetes.