TurboRocks, más realismo a tú rodillo de entrenamiento con esta plataforma flotante

581
TurboRocks, más realismo a tú rodillo de entrenamiento con esta plataforma flotante
Simular el pedaleo en la carretera y aliviar la fatiga de la bicicleta sobre el rodillo de entrenamiento son dos de las funciones principales de la plataforma TurboRocks.

El uso de los rodillos de entrenamiento para ciclistas se disparó en los últimos años ante la imposibilidad de salir a montar en bicicleta.

Se llegaron a los extremos de triplicar los precios de los rodillos que algunos aún tenían en stock y no habían vendido en años.

Aunque la locura de los rodillos de entrenamiento ya llegó a su culmen y las ventas se estabilizaron, su uso sigue siendo muy alto.

Durante los meses de invierno y de lluvias, muchos ciclistas no pueden salir a montar en bicicleta por la carretera o la montaña.

Los días son más cortos, hace frío, llueve, nieva, y un sin fin de problemas diarios hacen que optemos por pedalear durante algunos minutos sobre un rodillo.

Las aplicaciones móviles o programas informáticos como Zwift conectados a los rodillos inteligentes, también han hecho aumentar la afición por este tipo de «ciclismo indoor«.

Tanto es así que ya hay competiciones virtuales de nivel mundial o equipos profesionales, como el Movistar eTeam español.

TurboRocks añade una nueva dimensión a cualquier rodillo de entrenamiento

Aunque estas aplicaciones de ciclismo virtual han amenizado bastante las aburridas horas sobre el rodillo de entrenamiento, hay algo que muchos ciclistas echan en falta.

Existen rodillos inteligentes que son capaces de simular pendientes, curvas, incluso senderos y camino y todos los obstáculos que podemos encontrar en ellos, su precio es desorbitado.

Estamos hablando de miles de euros.

Pero TurboRocks nos permite de una forma mucho más económica dar realismo a nuestros entrenamientos en casa.

El mecanismo se basa en dos plataformas, siendo la de arriba basculante, y dando una sensación al pedalear bastante similar a la que realizamos en carretera.

Bajo la plataforma superior se encuentran varias cámaras de aire, las cuales permiten el movimiento entre placa y placa.

Las plataformas «Rocker plates» como la TurboRocks también reducen la fatiga de los cuadros y componentes de las bicicletas

Estas se pueden hinchar según el peso del ciclismo o la comodidad que se quiera dar al sistema.

Los movimientos laterales y hacia delante y atrás, simulan el pedaleo real en la carretera, incluso cuando lo hacemos de pie.

Fabricadas en madera de abedul, se encuentran disponibles en diferentes versiones, incluso para bicicletas estáticas.

En los modelos más caros, toda la madera está recubierta de una goma especial anti corrosión, para que el sudor no termine deteriorándolo todo.

En este vídeo podemos ver la plataforma flotante TurboRocks en acción para que te hagas una idea mejor de como funciona.