¿Tu primer día de Bike Park? 10 consejos para disfrutar al máximo

Baja junto a tus amigos o incluso haz otros bajando, siempre encontrarás a ciclistas de tu mismo nivel u otros más hábiles que te enseñarán muchos trucos.

71
¿Tu primer día de Bike Park? 10 consejos para disfrutar al máximo
Este verano los bike park vuelven a estar de moda. Uno de los mejores planes para disfrutar de la bicicleta no solo bajando. ¿Te animas?

La mayoría de bike park de todo el mundo ya están abiertos y los amantes de la bicicleta de montaña están ansiosos por poder utilizar los remontes para disfrutar de las bajadas una y otra vez.

Pero mucho más ansioso estarás si es tu primer día de bike park con tu mountain bike, o si vas a alquilar una bicicleta de doble suspensión allí.

Si no has estado nunca en un bike park, te vamos a dejar unas pequeñas recomendaciones para que la experiencia satisfactoria e inolvidable, y sobre todo repitas.

Aunque pueda parecer que sea llegar y montarse en el telesilla o la furgoneta, hay una serie de cosas que deberás tener en cuenta antes y durante tu estancia en el bikepark.

Cosas tan sencillas como revisar los puntos críticos de tu bicicleta, hacer la reserva en caso de ser necesaria o que debes hacer si te encuentras ante una situación como una caída de un compañero o una avería.

A continuación te dejamos una serie de consejos para que disfrutes al máximo.

10 consejos para disfrutar tu primer día en el bike park:

1. Ten a punto tu bicicleta:

Ir con una bicicleta que no esté en condiciones no solo podría ser un peligro para tu integridad, también podría terminar quedándote sin disfrutar de tu día en el bike park.

Un buen mantenimiento de las suspensiones, los frenos (ojo a las pastillas son lo primero que se gasta en un bike park, por lo que conviene llevar al menos un juego de repuesto), y revisar la tornillería (las vibraciones continuas pueden hacer que los tornillos se aflojen).

Llevar las cubiertas con buen taqueado te ayudará, sobre todo a la hora de tomar curvas o frenar.

Si por cualquier motivo se te estropea algo y no puedes repararlo, en la base suele haber alguna tienda de repuestos, como en La Pinilla Bike Park, si no, también puedes preguntar, muchos ciclistas tiene «su propio taller rodante».

2. La previsión del tiempo:

El viento o la lluvia pueden ser cruciales, y no es que nos de miedo mojarnos o bajar cuando hace viento, pero en muchos bike park del mundo, sobre todo con algunos telesillas de las estaciones de esquí, cuando hay tormenta o vientos de alta intensidad, estos pueden dejar de funcionar por seguridad.

Un chubasquero nunca vienen mal, en cualquier momento se puede preparar en la montaña y a primera hora suele hacer bastante fresco aunque sea verano.

3. Usa protecciones:

El casco siempre, no nos cansaremos de decirlo. En muchos bike park es obligatorio que sea integral, infórmate antes si no tienes.

Las protecciones casi obligatorias son: guantes, rodilleras, gafas y el casco, y muy recomendables coderas, espaldera o peto que nos cubra la parte frontal de pecho y/o estómago.

Puedes ir en manga corta, pero para descender, donde no sudaremos en exceso, lo mejor es manga larga.

4. Haz la reserva con antelación:

También en algunos bike park como pueda ser el de La Fenasosa con aforo limitado, deberás de llamar o mandar un email para reservar o preguntar si quedan plazas.

Si vas a alquilar bicicleta, igualmente resérvala antes ya que muchas veces antes de abrir el bike park ya están todas alquiladas.

5. Revisa el plano de pistas:

Si es tu primer día, lo mejor es que te hagas una idea de todas las bajadas que hay para que vayas a tiro hecho a las que deseas (siempre las verdes primero para calentar y coger ritmo).

Puede que alguna esté cerrada, por lo que al sacar el forfait puedes preguntar al personal si hay alguna incidencia en algún circuito.

Cada bike park tiene su normativa, por lo que deberás saber como funciona en las distintas situaciones que se puedan dar.

Suelen tener un teléfono de «emergencia» interno, el cual viene bien guardar en nuestra agenda en caso de que tengamos que echar mano de él por cualquier percance que veamos o tengamos en las pistas.

6. Primero las verdes:

Tanto si eres experto como si es tu primer día con tu bicicleta en el bike park, calienta antes siempre.

Unos cruces de brazos, unas sentadillas o unos giros de cintura y muñecas servirán para que no se te agarroten los músculos en la primera bajada, evites lesiones y también sustos al bajar fríos.

Lo mejor como comentamos, es empezar por las bajadas verdes, las de menor dificultad e inclinación.

Si no conoces la bajada y no te atreves, pide a alguien que te la muestre, lo hará encantado.

En las verdes no suelen existir obstáculos que no se puedan rodar, pero en pistas azules, rojas o negras, si que podría haber saltos de diferentes tamaños.

Memorizarlos antes en los planos o vídeos, o igualmente pide a alguien que te los muestre antes de tirarte a ciegas.

Meterse en una pista negra sin tener el nivel seguramente suponga que tengamos que bajarla la mitad caminando, siendo bastante peligroso.

7. Normas dentro de las pistas:

Si por algún motivo has de parar en plena bajada, avisa antes de hacerlo al de atrás al menos con un grito.

Párate siempre fuera del sendero y en una zona donde no pongas en peligro al restos de ciclistas.

Si tienes que volver hacía atrás por cualquier motivo, camina fuera del sendero.

Los adelantamientos en las pistas suelen ser peligrosos, aunque sea en un pique con un amigo. Las bajadas no están diseñadas para ir en paralelo, por lo que normalmente está prohibido adelantar.

Si vas más rápido que del de delante, lo mejor es parar en una zona segura y continuar unos segundos después.

Meter presión para que te dejen pasar por ir más rápido puede terminar en caída o que al que adelantes le entre miedo y no vuelva por la mala experiencia.

Si te dejan pasar bien, pero no estás en una carrera, no presiones al de delante.

8. En caso de caída:

Si tienes la mala suerte de caerte y te haces daño, el teléfono antes mencionado será tu salvación. Si no puedes llamar o no ves a los bike patrol, pide a alguien que avise para que vayan a buscarte y mantén la calma.

Por otro lado, si ves a alguien fuera del camino, aunque no esté caído, pregunta siempre si necesita algo, quizás pueda necesitar cualquier pequeña cosa que en menos de un segundo se la podemos resolver.

Si ves a alguien que se ha caído y se ha hecho daño, siempre sigue las normas PAS: PROTEGER, con el fin de evitar que otros ciclistas choquen con el herido, AVISAR al personal de la estación para que vengan a rescatarlo, SOCORRER, aquí ya dependerá del tipo de lesión.

9. Respeta el entorno y cuídalo:

Estamos en la montaña y debemos cuidarla, tanto a los caminos, como a la vegetación o los posibles animales que nos podamos encontrar.

No dejes ningún desperdicio, ni si quiera de comida, y a ser posible no fumes en las pistas o los remontes, el riesgo de incendios en verano es muy alto.

Si ves cualquier tipo de basura, no pasa nada por recogerla y dejarla en una papelera, puede que se le haya caído a alguien.

Respeta las señales, puede que los bike partrol estén reparando algún salto o curva, por lo que cuando veamos alguna, deberemos reducir la velocidad y extremar las precauciones.

10. Disfruta:

El verano es corto aunque no lo parezca, así que lo mejor es disfrutar cada segundo.

Baja junto a tus amigos o incluso haz otros bajando, siempre encontrarás a ciclistas de tu mismo nivel u otros más hábiles que te enseñarán muchos trucos.

Seguro que llega el momento que seas tú quien se los enseñe a los nuevos.

Esperamos que estos pequeños consejos te sean de ayuda en tu primer día de bike park.

Seguro que tú conoces más consejos aún, por lo que te animamos a que los dejes en los comentarios.

Puedes ver la lista de todos los bike park del mundo y su fecha de apertura desde aquí.

‘Nos vemos en el bike park!