Te mueres con cada bocanada ¿En serio prefieres seguir respirando humo a diario?

220
Te mueres con cada bocanada ¿En serio prefieres seguir tragando humo a diario?
Enfermedades, problemas respiratorios, atropellos, ruidos, falta de espacio y muerte asegurada para muchos y que a pocos parece importarle.

Datos, estudios, ejemplos gráficos, y hasta el propio olor del aire que respiramos a diario nos está avisando de que no es normal ni mucho menos saludable.

Todo el mundo quiere vivir en una gran ciudad, bueno, la gran mayoría, y les da igual sentarse en una terraza a medio metro de la calzada por donde pasan 40 coches por minuto, tener la ventana encima de una «autopista urbana», salir a correr por la acera en incluso desplazarse en bicicleta detrás o entre los coches.

Cada bocanada de aire que estamos metiendo en nuestro cuerpo nos está matando, y no de forma lenta precisamente.

Varias ciudades españolas en los primeros puestos por muertes debido a la contaminación de toda Europa

Los políticos ya hace muchas décadas que dejaron de preocuparse por los ciudadanos para preocuparse únicamente por controlarlos, a ellos, a los medios de comunicación y todo ello orquestado por las grandes empresas y fortunas.

La mayoría de ayudas (en cuanto a cantidad de millones de euros públicos, es decir, nuestros) destinadas a mejorar la movilidad en las ciudades se entregan a las empresas del motor.

Lo más gracioso de todo es que las ayudas no solo no se utilizan para que a ti, o al vecino, le salga el nuevo coche más barato.

Ni mucho menos, por más que te lo quieren vender así.

Gran parte de esas ayudas van a parar a los bolsillos del sector automovilístico para poder llegar a vender los miles de coches diésel, la gran mayoría, el resto gasolina, que tienen fabricados y sin vender en grandes carpas repartidas por todo el país.

Un porcentaje muy pequeño está destinado, al menos en España, a los coches 100% eléctricos.

Cabe recordar que los coches eléctricos provocan exactamente los mismo problemas que los de combustión, y no son la solución a nada. Si encima son híbridos, el problema es exactamente el mismo.

Por otro lado, se sigue sin apostar al 100% por la bicicleta, el patinete o el caminar, medios de transporte realmente no contaminantes y que dentro de una gran ciudad, con desplazamientos mayormente cortos, serian viables para la gran mayoría de ciudadanos.

Enfermedades, problemas respiratorios, atropellos, ruidos, falta de espacio y muerte asegurada para muchos y que a pocos parece importarle.

El lavado de cerebro es tal que estamos destinados a morir respirando.

Deja el coche aparcado, camina, usa el transporte público, el patinete o mejor aún, muévete en bicicelta.