¡Supéralo si puedes! El carril bici «slalom» de Leith Walk

Los que han probado el nuevo carril bici de Leith Walk, dicen que es lo más parecido a hacer slalom sobre nieve, pero con la bicicleta.

Una auténtica obra de ingeniería que supuestamente uno pocos millones de libras junto con la renovación de las líneas de tranvías, y que se ha tardado cerca de 17 años en aprobar y terminar.

El carril bici de Leith Walk, una de las principales arterias de la ciudad de Edimburgo, es el claro ejemplo de que no vale cualquier cosa para sumar kilómetros de carriles bici.

Una acera-bici con zonas peatonales de menos de dos metros de ancho entre los comercios y el carril bici

Si las numerosas curvas y zetas, pues no llegan a ser ni tan si quiera «eses», hay que sumarle farolas en medio del estrecho carril bici, paradas de tranvías, una puerta de un comercio cada 10 metros, y aceras, que en algunos lugares son inferiores a los dos metros.

Se acaba de inaugurar, y como es lógico, todo el mundo ha quedado sorprendido con el resultado tras dos años de obras en la calle.

La reforma se podía haber hecho de mil maneras, pero la elegida, parece hecha a posta para ser la peor decisión que se podría haber tomado.

El nuevo carril bici de Leith Walk, no convence a nadie

Obviamente, los ciclistas son los más perjudicados, pero estos compartirán espacio con peatones, por lo que el peligro y los problemas serán continuos.

Los comerciantes tampoco entienden como han podido diseñar tan mal el poco espacio con el que contaban, y claro está, la discusión política, como ocurre en España, es tremenda en estos momentos.

Os dejamos algunas imágenes y vídeos para que lo veáis con vuestros propios ojos.

Así es un carril bici slalom, o un carril bici desastre:

Como no, en todo carril bici no podían faltar los coches aparcados sin miramientos:

Navega por la nube de etiquetas o comparte el artículo con más amigos y ciclistas: