Subvenciones, incentivos fiscales y desguaces de coches para fomentar el uso de la bicicleta eléctrica en el Reino Unido

72
Subvenciones, incentivos fiscales y desguaces de coches para fomentar el uso de la bicicleta eléctrica en el Reino Unido
Para cambiar el modelo del coche por el de la bicicleta eléctrica dentro de las ciudades hacen falta algo más que palabras e intenciones.

Las bicicletas eléctricas podrían ahorrar más de 100 millones de desplazamientos en coche según un estudio realizado en el Reino Unido.

Steer para Urban Transport Group (UTG) ha sido el encargado de realizar un estudio para analizar como cambiaría la situación actual en los desplazamientos urbanos de diversas ciudades del Reino Unido.

En dicho documento, resalta uno de los motivos por los que todavía la bicicleta eléctrica no está dominando muchas ciudades.

Ebikes para remplazar los desplazamientos en coche privado y los taxis

Fully Charged, que así han bautizado al estudio, revela que la bicicleta eléctrica podría sustituir a millones de desplazamiento en coche si los distintos gobiernos apostasen por ella.

Pero no se trata de construir carriles bici únicamente, hay muchas pequeñas y grandes cosas que cambiar para que las ebikes sustituyan a las moles de metal contaminantes.

Una de ellas es las de igualar las ayudas actuales que motocicletas y coches eléctricos poseen para su compra al ciclismo urbano, y en concreto al eléctrico.

La ayuda en el pedaleo ha supuesto un aliciente extra para eliminar coches de las ciudades y cambiarlas por bicicletas, quitando las barreras, sobre todo sociales, de que las bicicletas son cansadas, lentas y únicamente para deportistas.

Los incentivos fiscales, tanto para empresas como particulares también ayudarían al cambio.

A su vez, los aparcamientos seguros para estos haría que más personas optasen por utilizar la bicicleta eléctrica, normalmente mucho más costosa que una tradicional, pudiéndola dejar candada en la vía pública sin el riesgo añadido de que sea robada.

En total se estima que si los gobiernos pusiesen de su mano, hasta 250 millones de desplazamientos urbanos se realizarían en bicicletas eléctricas, de los cuales más de 100 millones serían para sustituir a coches y taxis.

Muchos de estos, inservibles dentro de las ciudades, deberán ser «reciclados» en desguaces, por lo que la inversión en este tipo de infraestructuras es también necesaria.