¿Subirán más los precios de bicicletas y componentes ciclistas en 2022?

533
Subiran-mas-los-precios-de-bicicletas-y-componentes-ciclistas-en-2022-industria
El precio del aluminio sigue por las nubes en cotas similares a las de la crisis financiera de 2008.

¿Seguirán subiendo los precios de las bicicletas en 2022? La pregunta del millón que se hace todo el mundo, desde los futuros compradores de una bicicleta nueva, pasando por las tiendas de bicis locales y online, distribuidores nacionales, los internacionales o las fábricas de bicicletas y componentes ciclistas.

Este año hemos visto como la gran mayoría de marcas de bicis de renombre tenían que hacer público una subida de precios de sus catálogos ante la atónita mirada de todos.

Estas subidas, que han ido desde el 10% hasta un 25% en algunos casos, se han aplicado a la mayoría de bicicletas, pero también a los fabricantes de componentes y accesorios ciclistas.

Algo no cuadra. Los precios suben y los beneficios siguen aumentando

El negacionismo también existe en el ciclismo, y en distintas variantes. Lo podríamos incluso bautizar como negaciclism o negaciociclismo.

Pero no, no quiere decir que no se crean que las bicicletas no existen, aunque si algo muy parecido.

Desde distintos lugares, tanto en comentarios con amigos, como en artículos de opinión o distintos mensajes en las redes sociales, algunos piensan que esto de la subida de precios y la escasez de material es un cuento chino, nunca mejor dicho.

El único fin es el de hacer limpieza de viejo stock almacenado en todos los rincones del planeta de bicicletas, componentes y distinto material ciclista, que se está quedando obsoleto con tanta presentación de nuevo producto y hay que venderlo sea como sea.

Y que mejor oportunidad de hacer limpieza sacando tajada que con el actual boom de la bicicleta en todo el mundo.

Y podría ser, pero una cosa no quita la otra, y no deja de ser una paranoia negacionista de algunos.

¿Porqué van a subir más los precios de las bicicletas en 2022?

Motivos hay, y son bastantes y diversos, otra cosa es que estos motivos repercutan en las empresas o como ocurre siempre, en el cliente final.

Ahora entraré en los motivos principales de las subidas de precio, pero un punto que a muchos escama es que las grandes marcas, la mayoría pertenecientes a gigantescos grupos inversores que facturan miles de millones, siguen generando beneficios, y cada año que pasa, estos aumentan más.

Sí, los inversores aprietan, quieren recoger el fruto tras haber puesto por adelantado su dinero, pero una cosa es que no pierdas tu dinero invertido, o que sigas ganando una suma bastante cuantiosa, y otra bien distinta es que tengas que mejorar tus beneficios un 15% cada año, sea cual sea el precio que tenga que pagar el consumidor final.

Hablando en plata, no tienen material para vender, por lo que ponen más caro el que hay, y así ganar más dinero aún que antes de la crisis.

Normalmente, cuando algo sube de precio por cualquier motivo puntual (definiendo puntual como una semana, un mes o un par de años), lo más normal es que sus precios se estabilicen. No hace falta que bajen al mismo nivel, pero tampoco que se mantengan en lo más alto.

Pero en el caso del sector de la bicicleta, la cosa sigue subiendo, y subiendo desde hace años. Algunos ya catalogan el ciclismo como un deporte de ricos (si, ya se que se puede hacer ciclismo con una bicicleta de 50€, pero sabes a que me refiero sin que te lo cuente…).

Los motivos por los que seguirán subiendo el precio de las bicicletas en 2022:

Intentare ordenarlos según la importancia de cada uno de ellos, pero lo cierto es que todos van de la mano, y si uno falla, el resto le siguen como piezas de dominó cayendo sin control.

ESCASEZ MATERIAS PRIMAS:

Cuando hay escasez y la demanda se mantiene, los precios suben, es una regla bien simple.

Basta que veas las gráficas de los precios de dos de los metales más utilizados en la industria de la bicicleta, el aluminio y el acero. (Las tienes a continuación).

En los últimos cinco años, los precios más o menos se mantenían estables, con pequeñas subidas y bajadas, pero tras la crisis sanitaria tocaron fondo, ya que todo se paró por completo, y desde entonces, es decir, hace ya más de año y medio, no han parado de subir.

Los precios de estos dos metales como ejemplos, pues hay bastantes más, se han disparado a cotas inesperadas, muy similares a las de la crisis del 2008. Muchos lo achacan a la escasez, al cierre de grandes fábricas como las de Jamaica y Brasil, o a los problemas de transporte. Pero la cosa va más allá aún.

Hay sectores más importante o al menos que dan bastante más dinero como son la automoción, que con la llegada de los coches eléctricos y el tratar de hacerlos más ligeros para que sus baterías duren más, o el de las energías renovables, con sus gigantescos generadores eólicos, necesitan grandes cantidades de aluminio, y se están llevando gran parte de este preciado metal.

Con decirte que el cartón ha aumentado en un año su precio en un 1000%, o que ya hay grandes imprentas que no están recibiendo papel ni para imprimir libro, o problemas con el vidrio en las botellas…

LOS ENVIOS EN CONTENEDORES MARÍTIMOS

Otro de los motivos a los que las grandes marcas de bicicletas y componentes ciclistas se han agarrado para la subida de precios implementada a comienzos de 2021, es la del notable aumento de los costes de los envíos en contendores desde Asía a cualquier parte del mundo.

Aunque en las pasadas dos semanas estos precios han caído más de un 8%, se espera que sigan subiendo, o al menos que sigan estando por las nubes.

Esto no solo ha creado retrasos en las entregas, sino que ha llevado a las marcas a contratar grandes naves para almacenar los productos creados en Asia hasta poder enviarlos al mejor precio, o simplemente poder enviarlos.

En los dos próximos meses, con las navidades y el famoso Black Friday, se espera que la demanda de contendores aumente por lo que los precios podrían volver a subir.

EL BOOM DE LA BICICLETA Y LA ALTA DEMANDA

Esta es la regla que comentaba al principio, si hay 5 millones de bicicletas para vender en un año, y prácticamente el 90% se ha vendido incluso antes de ser fabricada, la demanda es tal que el empresario puede decidir a que precio quiere venderla, y este como bien sabrás, no es ni bajo ni barato, más bien carísimo.

De ahí los grandes beneficios que están obteniendo en los últimos años. Suben los precios y la demanda sigue aumentando, cojonudo.

Para 2022, que es en realidad lo que nos interesa a muchos, la cosa no pinta ni bien ni mejor, pues siguen existiendo largas listas de espera para determinados modelos y productos, los cuales llegan con cuentagotas y ya vendidos.

Esto no hará sino continuar en la línea actual, en la que los precios podrían subir más y en ningún caso bajar.

LAS MARCAS DE BICIS PAGAN AL FABRICANTE CON DOS AÑOS DE ANTELACIÓN

En realidad no sabía como poner el título a este último punto de los motivos por los que los precios de las bicicletas seguirán subiendo en 2022.

Y es que según varios fabricantes, si quieren garantizar que las bicicletas que ofertan se lleguen a fabricar, han de hacer en muchos casos los pedidos con hasta 24 meses de antelación.

Sí, dos años antes de que la bicicleta llegue al puerto para meterse en el contenedor que la lleve hasta el distribuidor, y de ahí a la tienda o al cliente final vendiéndola a través de Internet, la marca de bicicletas ya ha hecho el pedido del material que necesitará en.. ¡2024!.

Una auténtica locura, que aunque ya hace aguas, por algún lado tiene que reventar.