Su tío le regala la auténtica medalla de chocolate tras el Mundial de Flandes

357
Su-tio-le-regala-la-autentica-medalla-de-chocolate-tras-el-Mundial-de-Flandes-Esto-fue-lo-que-le-ocurrio-al-ciclista-de-la-seleccion-belga-Jasper-Stuyven
La auténtica medalla de chocolate, no solo se la ganó, sino que su tío le hizo una con detalles muy especiales tras el Mundial de Flandes.

Ganar una medalla de chocolate, comúnmente se suele decir cuando una persona o deportista, incluidos los ciclistas, se queda a las puertas del podio y de las tres medallas que normalmente se reparten en las competiciones, es decir, que entra en la cuarta posición.

Aunque siempre es mejor quedar cuarto, que quinto o vigésimo segundo, por poner dos ejemplos, quedarse sin medalla y sin salir en la foto del podio por un solo puesto suele doler bastante más duro.

Esto fue lo que le ocurrió al ciclista de la selección belga Jasper Stuyven en el pasado Mundial de Flandes 2021.

Stuyven, que actualmente corre en el equipo profesional Trek-Segafredo, escuadra en la que ha militado desde que saltó a profesionales en el año 2012, vio como se le escapaba la oportunidad e conseguir medalla en el Campeonato del Mundo de ciclismo en bicicleta de carretera de Flanders.

Y literalmente se quedó con la miel en los labios, pues tras el espectacular ataque de Julian Alaphilippe, el cual nadie pudo seguir, tras el francés llegaron al esprín, Stuyven, Dylan van Baarle, Michael Valgren y Neilson Powless.

El belga del Trek-Segafredo se quedó «sin nada» en un suspiro tras 268 kilómetros de carrera y mucho sacrificio.

Stuyven tiene una tienda de chocolate junto a su tío Iván

Puede sonar a cachondeo, o a ligera burla de un familiar cercano, pero lo cierto es que el tío de Stuyven, que regenta una tienda de chocolate, compartió en redes sociales una medalla personalizada de este dulce para su sobrino.

La imagen, que puedes ver en portada del artículo, muestra la medalla de chocolate con una cinta con los colores de la bandera de Bélgica, el 4 de la posición conseguida y un pequeño maillot arcoíris en el centro de la misma con las siglas de la UCI.

«Ahora hemos ganado nosotros la medalla de chocolate. Es una pena, pero aún así estoy orgulloso de ello»

El tío de Stuyven

Ahora quedará saber que ha pasado con tal preciado trofeo, o más bien regalo, pues con lo golosos que suelen ser algunos ciclistas, sobre todo a final de temporada, será difícil no pegarle un bocado a la medalla.

Y una vez que se prueba el azúcar, ya sabes lo que ocurre…