SRAM compra Amprio, fabricante alemán de motores para bicicletas eléctricas

Gran parte del desarrollo de productos de SRAM se realiza en Alemania. Amprio es una empresa alemana, por lo que la compra de los americanos cobra aún más importancia logística.

SRAM ya no es solo un fabricante de grupos para bicicletas (cambios y frenos), es mucho más, y no por que acabe de comprar una nueva empresa, Amprio, dedicada a la fabricación de motores, baterías y software para bicicletas eléctricas.

Entre los tentáculos de SRAM se encuentran marcas como RockShox, AVID, TIME, Zipp, Truvativ y muchas otras relacionadas directamente con el mundo del ciclismo.

A comienzos de 2022, los rumores sobre la inminente presentación de un nuevo motor para ebikes de SRAM ocuparon todas las portadas especializadas.

Los rumores se fueron tornando en realidad cuando el equipo SRAM de Enduro inscribió a algunos de sus corredores en la categoría de bicicletas eléctricas de las Enduro World Series.

En junio, durante la prueba de Tweed Valley de las EWS, los cazanotizas avistaron una bicicleta eléctrica cuyo motor, colocado sobre el eje de pedalier, estaba recubierto por unas placas de aluminio que no dejaban ver detalle alguno.

Amprio, comprada por SRAM, cuenta con un motor capaz de competir con las marcas punteras como Shimano STEPS, Bosch o Yamaha

Amprio cuanta con diversas sedes repartidas en distintitas ciudades alemanas.

La sede principal y de prueba de producto se encuentra situada en Dusseldorf.

En Neuenstadt am Kocher se encuentra el servicio técnico y la logística de la marca.

Mientras que al este, en Artha, está situada la fábrica.

SRAM por su parte, tiene su sede central europea en el centro de Alemania, mas en concreto en la ciudad de Schweinfurt.

El nuevo motor de SRAM para bicicletas eléctricas es todo un misterio, pero la compra de Amprio nos da algunas pistas

El motor más modernos de Amprio cuenta con una características muy similares a los mejores fabricantes del mercado:

  • Características de conducción deportiva en subidas pronunciada
  • Niveles de asistencia adaptativa hasta 420%
  • Manejo sensible y natural
  • Pedaleo sin resistencia y sin apoyo del motor
  • Acoplamiento y desacoplamiento suaves (25 km/h)
  • Par 75 – 90 Nm
  • Cuerpo de magnesio ultracompacto
  • Peso 2,85 kg
  • Clase de protección IP65
  • Factor Q 175mm

El primer motor SRAM para bicicletas eléctricas podría llegar antes de lo que imaginamos, aunque este nuevo movimiento comprando Amprio, podría estar más relacionado con acercar la producción a Europa para ahorrar costes y problema logísticos.

Navega por la nube de etiquetas o comparte el artículo con más amigos y ciclistas: