Specialized Stumpjumper FSR Comp Evo 26″

997

Cada vez aparecen más modalidades dentro del mountain bike. Diseñan las bicis pensando en cada tipo de ciclista para que se ajusten como anillo al dedo a nuestro tipo de conducción, fisonomía, terreno o interés. Con algunos pequeños cambios y pensando en el ciclista, ha nacido esta Stumpjumper FSR Comp Evo 26″.

:: PRIMERAS IMPRESIONES:

  • Es bonita. Puede que un poco sobria en cuanto al color, pero el gris y blanco siempre ha resultado elegante.
  • Llama bastante la atención el cubre platos o protector, que por el acabado de su diseño le dan a esta parte de la bici un aspecto de «menos nivel». Aunque ha realizado su función correctamente en más de una ocasión
  • La tija telescópica Command Post BlackLite también destaca positivamente, siendo un gran acierto para este tipo de bici.
  • Las cubiertas de balón ancho, Specialized Butcher Control 2.3″ en la rueda delantera, y Specialized Purgatory Control 2.3″ en la trasera le dan un aspecto más robusto a todo el conjunto.
  • El guiacadenas ISCG ’05 tampoco pasa desapercibido en un primer vistazo, y nos da a entender las pretensiones de la bici antes de entrar en más detalles.

:: CUADRO nuev-EVO

Esta nueva versión de la Stumjumper, la FSR Comp EVO de 26″, es el modelo asequible de las diferentes versiones de Stumpjumper FSR que Specialized ha presentado para 2013.

Fabricada con un cuadro de aluminio M5 de tubos hidroformados, se ha aumentado el recorrido (en ambas ruedas) hasta llegar a los 150mm. Aunque este pueda parecer a priori el mayor y único cambio «visible», hay algo más que define el concepto EVO de Specialized.

La geometría ha variado un poco respecto a sus hermanas menores, pasando de tener un ángulo de dirección de 68º a 67º y variando así todo el comportamiento general de la bici: distancia entre ejes, altura del pedalier, respuesta de las suspensiones, etc.

Estos pequeños grandes cambios hacen de esta Stumjumper la bici de Trail con algunas pretensiones o tendencias hacia la conducción un poco más agresiva.

El tubo de dirección cónico, la tija telescópica con cableado interno, eje trasero pasante de 12x142mm con cierre rápido DT Swiss, eje de pedalier Press fit BB30, todos los rodamientos sellados, guiacadenas ISCG ’05 y protector de platos, etc.. hacen de esta Stumpjumper Comp Evo pedir a gritos una conducción agresiva, ágil y divertida.

:: SUSPENSIONES

En la rueda delantera, los 150mm de recorrido corresponden a la horquilla Rock Shox Revelation RC3 personalizada, con tres posiciones de regulación, ajuste de precarga y rebote.

En cuanto a absorción y tacto, la horquilla funciona sin ningún pero. Las tres posiciones mediante el dial superior de la barra derecha nos permiten pasar del casi bloqueo total, a un paso intermedio de uso normal de pedaleo, y otro mas activo, cuando queramos que esta se active hasta con el bache más pequeño que nos podamos encontrar. El tubo de dirección cónico aporta algo de rigidez, al igual que el eje pasante de 20mm en el buje, aunque quizás, las barras de 32mm se quedan algo justas si no somos un peso pluma o nuestra conducción tira más hacia lo agresivo que a lo «trail».

El amortiguador trasero también está «customizado». El Fox Float CTD Evolution con tres posiciones distintas, Subida, Trail y Descenso, ajuste de compresión, rebote y la tecnología de «autosag» de Specialized nos permite regularlo sin muchas complicaciones. El dial para cambiar las tres posiciones sobre la marcha se encuentra bajo este, y es de fácil acceso y ejecución.

:: COMPONENTES:

El montaje de la Stumpjumper Comp EVO podría calificarse de gama «media», si para ello la comparamos del resto de versiones de Stumpjumper de Specialized.

Las ruedas Roval de 32 radios y un ancho de 28mm junto con los bujes de rodamientos sellados y eje pasante en ambas ruedas, y las cubiertas de 2.3 de Specialized, son una combinación casi perfecta para la Stumpjumper.

El grupo, con una combinación de Sram X7 y X9 con doble plato y diez coronas, junto con los frenos Avid Elixir 5 SL están a la altura del resto de componentes, sin destacar ninguno de ellos sobre el otro, aunque quizás las bielas y el protector de plato desentonen en la cuidada estetica general de la bici.

Un pequeño matiz es que los discos de la Stumjumper, cambian de diámetro según la talla de la bici, usando la talla S/M discos de 180/160mm, y en talla L/XL 200/180mm. Creemos que el disco trasero de 160mm para las tallas inferiores es algo justo, y una combinación de 180/180mm hubiese equilibrado más la frenada.

La tija telescópica Command Post BlackLite de Specialized funciona como es debido, con sus tres posiciones y el mando remoto, el cual viene junto a la abrazadera de uno de los puños para aligerar algo de peso. El sillín Body Geometry Henge Comp con raíles de cro-mo huecos, bastante cómodo y bonito, aunque aquí a valoración ya es más personal.

El tren delantero lo termina una dirección semi-integrada y sellada, junto a una potencia, que también según la talla, varia en su longitud, 60, 70 y 90mm para las tallas S-M/L/XL, y un manillar bastante ancho, 720mm, lo que determina el uso de la bici, por encima de los modelos «trail» estandar. Ambos fabricados en aluminio 6061.

:: SOBRE EL TERRENO:

Después de algo más de mes y medio montando con ella por diferentes tipos de terreno, que van desde terrenos duros y polvorientos, senderos rápidos con y sin complicaciones, rutas de larga distancia y salidas explosivas exigiéndola el máximo, zonas rocosas, barro, lluvia e incluso en bike park, podemos decir que estamos ante una bici que sirve para «casi» todo.

En subidas empinadas, el centímetro de más y el ángulo de dirección más abierto nos hacen adoptar una posición mas adelantada para traccionar mejor y evitar que la rueda delantera pierda contacto con el suelo.

Sobre terreno revirado y rápido es donde mas nos hemos divertido con ella, sin importar la cantidad de baches y obstáculos que encontramos a nuestro paso, ya que ambas suspensiones bien reguladas funcionan a la perfección, dejando margen a pequeños errores que estas corrigen sin tener que preocuparnos por ellos. Una posición sobre el sillín bastante cómoda y el ancho manillar también hacen los suyo.

En bajada pura y dura, podemos decir que casi rozamos el limite con sus hermanas mayores de Enduro, pudiendo bajar a buen ritmo y exigiendo bastante en zonas complicadas y curvas. La tija telescópica, manillar ancho, buen ángulo de dirección, cubiertas con bastante volumen, guiacadenas y los 150mm de recorrido en ambas ruedas nos permiten disfrutar a bastante nivel.

Y ruteando, simplemente se desenvuelve como tantas otras. El guiacadenas es silencioso al 99%, y está pensado para los dos platos que monta. Con la posición del amortiguador trasero en «subida» el vaivén de la suspensión es inapreciable. El desarrollo que monta de 36-24/11-36 se nos puede quedar corto si le apretamos en llano favorable a grandes velocidades. En subidas, el 24/36 es más que suficiente por muy empinada que sea la cuesta.

En resumen, no llega a sobrepasar el limite inferior de una Enduro, pero tampoco se queda muy lejos de este, y por la parte baja, tampoco llega a alcanzar al de una bici de XC/Trail debido a su montaje, geometría y recorrido de suspensiones.

Estamos pues ante una bici para aquellos usuarios que les gusta ir rápido y ágil, independientemente del si el terreno es cuesta arriba o cuesta abajo, abrupto o no, con el pequeño pero de que no llegaremos al extremo de una Enduro ni al opuesto de una bici de rutas pura.

Material usado en la prueba:

Casco Specialized Tactic II

Guantes Specialized Body Geometry

Maillot, shorts y calcetines Specialized

www.specialized.com

Con la colaboración de Carlos Rodriguez.