¿Sobrevivirá la industria de la bicicleta a la crisis que se avecina?

1902
¿Sobrevivirá la industria de la bicicleta a la crisis que se avecina?
Gonzalo García de Salazar director de ventas de Orbea entrevistado por Ibon Zugasti

Hoy muchas empresas vuelven tras el parón obligado de dos semanas decretado en España, entre ellas algunos fabricantes de bicicletas como es el caso de Orbea.

En una entrevista que podrás ver en vídeo más abajo, el director de ventas de la marca de Mallabia, Gonzalo García de Salazar, da su «optimista» opinión sobre lo que ocurrirá en el sector de la bicicleta y el ciclismo no solo en España, también en el resto del mundo.

Salazar augura malos tiempos, pero no para todos

Desde las pequeñas tiendas de bicicletas, pasando por los distribuidores, las grandes marcas de bicicletas o los propios fabricantes de piezas en China, muchos de ellos se quedarán por el camino, pero otros tantos sobrevivirán.

Según su opinión, puede que incluso grandes marcas de bicicletas, muchas de ellas pertenecientes a grandes grupos de inversores, se vean seriamente afectados por la crisis.

En esta vorágine capitalista, también existirá la posibilidad de sacar rédito, y mucho, pero esto como siempre, estará al alcance de muy pocos que sepan ver «el negocio» en tiempos de crisis.

Orbea trató de adelantarse a al parón semanas antes de decretarse el Estado de Alarma en España.

Desde oriente, algunos de sus proveedores ya les venían anunciando desde hace tiempo los problemas que estaban teniendo con el cierre de fábricas y fronteras, por lo que desde España se pusieron manos a la obra para tratar de localizar otros proveedores «locales» para aquellas piezas de sus bicicletas que comenzaban a fallar en la cadena de suministros.

También intentaron en la medida de lo posible facilitar el teletrabajo, y en estas dos semanas de parón completo, han estado rehabilitando sus instalaciones en España para que la vuelta al trabajo sea lo más segura y efectiva posible.

Pero no te contamos más de la entrevista realizada por Ibon Zugasti a Gonzalo García de Salazar para que puedas verla por ti mismo.