¿Se puede montar en bicicleta rígida en un bike park?

273
¿Se puede montar en bicicleta rígida en un bike park?
Dicen que es el indio y no la flecha, pero a veces la flecha puede tener sus limitaciones, al igual que el indio...

La temporada de bike park está a la vuelta de la esquina.

Mayo es el mes elegido por muchas estaciones de esquí para cambiar de temporada, pasando de la nieve y el frío a la tierra y el buen tiempo.

Desde hace ya muchos años los bike park no solo son el lugar de reunión de los amantes del Descenso o incluso del Enduro.

Cada vez son más los ciclistas que se animan a bajar por sus pistas, teniendo estas que ser adaptadas para «el gran público», dejando de lado el mito de que son solo para expertos.

¿Se puede hacer descenso con una bicicleta rígida?

La respuesta es clara y sencilla, ¡SÍ!. Pero hay algunos peros…

Para que te hagas una idea, en la mayoría de competiciones de Descenso en mountain bike, suele existir una categoría de rígidas, por lo que este tipo de bicicletas sin suspensión trasera (a veces tampoco delantera), también pueden bajar por los mismos senderos que una bicicleta de montaña de doble suspensión.

¿Y cuáles son esos peros?

Pues hay varios, alguno mas importante que el otro, pero todos bastante lógicos y que notarás en tu propias carnes en las primeras bajadas.

  • Seguridad: Con una bicicleta rígida iremos menos seguros, independientemente de nuestras capacidades técnicas o físicas. La rueda trasera pierde adherencia con el terreno con mayor facilidad, las frenadas apuradas no son tan controladas, sobre todo si hay baches, los aterrizajes de los saltos, la toma de curvas a gran velocidad o las bajadas muy empinadas se han de realizar con mayor precaución, y así un largo etcétera de situaciones donde con una doble iríamos bastante más seguros.
  • Cansancio físico: En un bike park, donde se desciende durante varios kilómetros o minutos, y se vuelve a subir en remonte para volver a bajar una y otra vez, nuestro físico, aunque sea todo cuesta abajo, sufre, y bastante.

Incluso llevando horquilla de suspensión, las bicicletas con cuadro rígido transmiten todas las vibraciones del terreno de forma más intensa sobre nuestro cuerpo a través de las manos y los pies, repercutiendo en todos los músculos y articulaciones.

Al tener que ir más concentrado en el terreno y amortiguando la mayor parte de irregularidades con nuestro cuerpo, las tensiones que este sufrirá hará que nos cansemos más.

  • Averías: Aunque esto es relativo, pues una bicicleta de doble suspensión al tener los puntos de giro y más piezas que se puedan dañar, como rodamientos o el propio amortiguador, lo cierto es que el material sufre más con una rígida que con una doble, más o menos al mismo nivel que lo hace nuestro cuerpo.

Los pinchazos en la rueda trasera también son más comunes, sobre todo en zonas de rocas donde los llantazos puede ocurrir frecuentemente.

Como ves, existen algunos pequeños peros, pero eso no significa que no podamos ir al bike park con una bicicleta sin suspensión trasera.

Tampoco hace falta que sea una bici de dirt jump o enduro rígida. Si montamos con una bicicleta de XC o Trail, también podremos realizar la mayoría de pistas sencillas del bike park, eso sí, sabiendo que el material que tenemos entre nuestras manos tiene unas limitaciones que no debemos sobrepasar.

Os dejamos un video de la ciclista checa Kristyna Havlicka en Kopřivná, uno de los bike park de su país.

Como podrás ver, se defiende bastante bien pese a que va con una bicicleta rígida.