«Se bebió 8 jarras de cerveza». 10 años de prisión a conductor borracho que atropelló a un ciclista

556
Atropello ciclista - Archivo

El conductor bebido, atropelló a un ciclista que estaba parado en una intersección tras perder el control de su coche.

El juez que le ha juzgado dijo claramente que era «la peor pesadilla de un ciclista«.

Los hechos ocurrieron en Westbury White, al sur del Reino Unido, cuando un conductor de 47 años de edad que conducía un BMW de forma temeraria, giró bruscamente hacía la derecha.

En el giro perdió el control del vehículo, y tras intentar esquivar unos arbustos, se llevó por delante a David Scutt, que esperaba para incorporarse a la carretera junto a su bicicleta.

El coche se lo llevó por delante, causándole graves lesiones.

10 años de prisión por conducción temeraria e ir bebido

El juez dictó sentencia este pasado martes, condenando al conductor a 10 años y 10 meses de prisión y la retirada del permiso de conducir por tres años, además de tener que volver a examinarse para recuperarlo.

El conductor reconoció que se había bebido unas ocho jarras de cerveza.

En el momento del atropello, cuando llegó la policía, lo primero que dijo a los agentes fue «lo siento, la he cagado».

Cabe destacar, que en el año 1996 ya fue condenado también por conducir bajo los efectos del alcohol, por lo que era reincidente.

El ciclista por suerte pudo contarlo, pero sufrió graves lesiones en una de sus piernas, teniendo que ser operado en varias ocasiones.