Roglic y el chubasquero que le hizo perder el primer puesto en La Vuelta Ciclista

Ponerse un chubasquero sobre la bicicleta no es una tarea sencilla, sobre todo cuando hace frío y viento.

2522
Roglic y el chubasquero que le hizo perder el primer puesto en La Vuelta Ciclista
El frío, la lluvia y el cansancio pasaron una mala factura al esloveno Primoz Roglic en la penúltima ascensión del día.

El día de ayer fue cuanto menos épico en La Vuelta Ciclista a España.

Tras la cancelación de la subida al Tourmalet, la organización cambió el puerto final por el de la estación de esquí y montaña de Aramon-Formigal.

27 últimos kilómetros cuesta arriba desde la localidad de Biescas hasta llegar a los 1.790 metros sobre el nivel del mar de la meta y con una pendiente media de casi el 5%.

El frío, la lluvia y la niebla marcaron los kilómetros finales.

Tras la penúltima ascensión del día del Alto de Cotefablo, los ciclistas tuvieron que descender el puerto de cara a afrontar la subida de Formigal ante una climatología adversa.

El chubasquero se hacía imprescindible si no se quería coger frío en el pecho y que una hipotermia terminase con cualquier aspiración de llegar entero a la meta.

No es el primer problema con un chubasquero en La Vuelta 2020

Cuando los favoritos rodaban aún en grupo tras coronar esta cota de segunda categoría, llegó el momento de ponerse el chubasquero.

En etapas anteriores se han producido caídas al realiza esta maniobra sobre la bicicleta, y es que no es nada sencillo, sobre todo cuando las manos están congeladas y el viento sopla.

Primoz Roglic no quería ni podía perder ningún segundo sobre sus rivales en esta maniobra, pero este ansia de ponerse el chubasquero en marcha, terminó no solo con ceder algo de tiempo en la general, también perdiendo el maillot rojo de líder.

El propio esloveno comentaba en la cima de Formigal:

«En el descenso de la penúltima subida tuve problemas con la ropa, así que nos quedamos un poco atrás cuando se rompió el pelotón.

Tuvimos que hacer todo lo posible para conectar de nuevo.

Finalmente logramos hacerlo, pero en la subida final no me quedaba mucho en las piernas para contrarrestar los ataques.

Lo hemos dado todo

El director del Jumbo-Visma, nada contento con lo sucedido con el chubasquero de Roglic, comentaba en meta que era lo que realmente había sucedido en el Cotefablo:

«Primoz tuvo que ponerse un impermeable en la parte superior de la subida, pero no pudo ponérselo y no pudo cerrarlo. Hacía mucho frío.

Cuando lo consiguió, estaba demasiado atrás en el grupo e Ineos atacó en el descenso y el grupo se dividió. Se quedó descolgado.

Fue una gran lástima y un error colectivo de nuestra parte.

En un momento así no puedes quedarte atrás, pero sucedió y fue un gran esfuerzo conseguir conectar de nuevo.

Al final, perdimos algo de tiempo y fue un mal día.

Cosas como esta pueden suceder y debemos ser conscientes de eso y sabemos que Ineos aprovechará cada oportunidad para atacar. Ha sido nuestra culpa.«

El ciclista del Ineos Grenadier Richard Carapaz es ahora el nuevo líder de la Vuelta Ciclista y Roglic cuarto a 30 segundos de este.

Hoy día de descanso en Vitoria para afrontar mañana y pasado dos jornadas de media montaña donde seguro continuará la guerra.