Roban los botes de agua y barritas mientras realiza los 7 Everesting en una semana

Chris Hall se encuentra en estos momentos realizando su cuarto Everesting de esta semana.

206
Roban los botes de agua y barritas mientras realiza los 7 Everesting en una semana
Esta vez no se trata del robo de una bicicleta de alta gama, sino del avituallamiento del ciclista Chris Hall que está realizando los siete Everesting en una semana.

La historia, aunque con final feliz como podrás ver a continuación, tiene misterio.

Como te contamos ayer en este artículo, el ciclista de largas distancias Chris Hall, está realizando un nuevo reto con su bicicleta de carretera.

Esta vez se trata de hacer 7 Everesting en una semana, uno cada día.

Hace un Everesting ya supone un reto en sí, y no solo por la dureza física, también por la logística para que todo salga según lo planeado. Imagina siete uno detrás de otro.

Resulta que Chris Hall, quien hoy se enfrenta al cuarto Everesting de los siete, sufrió el robo de todo su avituallamiento en el día de ayer mientras pedaleaba.

Hall está realizando todo su reto semanal, 1.272 km y 70.000 metros positivos en total (182 km y 8,848 metros al día), en un mismo puerto de montaña.

En la base, como es lógico, tiene todo lo necesario para pasar cada largo día sobre la bicicleta de carretera.

Una de las cosas más importantes, es el avituallamiento, que en el caso del ciclista británico, quien cuida su alimentación al milímetro tanto antes como durante sus retos, es primordial.

Alguien se llevó una gran caja con bidones, barritas energéticas y comida

Durante una de las ascensiones a el puerto de Stwlan Dam, de algo más de cinco kilómetros, el cual debe ascender cada día hasta 33 veces para llegar a los 8.848 metros del monte Everest, alguien se llevó la caja con todo el avituallamiento de Hall.

Los ocho bidones, barritas energéticas y otra comida desaparecieron.

Imagina llegar a la base del puerto para cambiar de bidón de agua y coger una barrita, y encontrarte que la caja no estaba.

Familiares, amigos y marcas que apoyan al corredor pidieron ayuda rápidamente en las redes sociales, y entonces ocurrió la sorpresa.

«Necesitamos tú ayuda, una gran caja con botes de agua, barritas y comida de Chris Hall ha sido robada»

A las pocas horas de publicar el «robo» en las redes sociales, alguien llamó para alertar que tenía la caja de comida y bebida de Hall.

Se trataba de la persona encargada del banco de alimentos de la ciudad, quien había recibido la caja de alguien que supuestamente la había encontrado junto a la carretera.

Esta, por suerte, decidió donarla al banco de alimentos, y la suerte hizo que la señora encargada de tal entidad viese las publicaciones en las redes sociales.

Chris Hall continua su reto de los siete Everesting en una semana, con su caja de avituallamiento incluida. Solo le quedan cuatro si contamos con el de hoy.