Reclaman a una ciclista los daños del coche que le atropello

91
Elia García atropellada por un coche mientras circulaba en bici por Madrid

Elia García atropellada por un coche mientras circulaba en bici por Madrid

Elia García fue atropellada por un coche mientras circulaba en bici por Madrid el 5 de junio de 2013 y lo que le  ha pasado desde entonces parece increíble.

Después de un primer juicio en el que la conductora salió absuelta por falta de pruebas, resulta que la Mutua Madrileña del Taxi (MMT), la aseguradora del vehículo que le embistió por detrás (como se puede ver en la foto de la bici) le reclamó 539,18 euros por la reparación del coche.

Tras el accidente, pasó una noche en el hospital y tuvo lesiones que duraron meses. Por suerte, ninguna de gravedad.

Hubiese sido fundamental, para demostrar la negligencia y, por tanto, la culpa, de la conductora, que la policía municipal de la Comisaría de Ventilla, que acudió al lugar de los hechos tras el accidente, recabase pruebas (fotos, testigos…), un trabajo que no hicieron; y también que la jueza se estudiase concienzudamente el caso para haber visto que lo que la conductora defendió en el juicio (que la bici atropelló al coche), por la propia dinámica del accidente, las declaraciones absurdas de esta señora y los daños en bici y coche, era totalmente imposible.

Hubo un segundo juicio (la demanda contra Elia García de la MMT) el pasado 8 de octubre y sentencia resultó favorable. Elia no tendra que pagar los daños del coche que le atropelló.

Antes de este segundo juicio, Elia eclamó a la MMT retirar la demanda a través de Change.org y no lo hicieron, pero espero que al menos mi caso sirva para que las aseguradoras – en general, porque me consta que hay más casos como el mío – y conductores tengan un comportamiento más ético (me podrían haber matado y ¡encima me reclaman dinero! Aluciné con el cinismo de la conductora en los dos juicios en los que la he tenido que oír declarar.

Es necesario además que los jueces, policía y las administraciones públicas presten más atención a los ciclistas. Y que el Ayuntamiento de Madrid ponga en marcha un plan de protección al ciclista, ya que somos la parte más débil y casos como el mío son más frecuentes de lo que parece.

Esto no significa victimizar a los ciclistas, y darles siempre la razón, que habrá veces que no la tengan, pero sí ser más exhaustivos en cualquier proceso como el que yo he vivido, concienciar a las partes implicadas y crear el un protocolo de actuación y un marco adecuado para que moverse en bici por la ciudad deje de ser un deporte de riesgo.

Si queremos impulsar la bici como medio de transporte urbano para hacer nuestras ciudades más habitables y menos contaminadas, la policía, los jueces y las instituciones se tienen que tomar en serio estos casos. Es importante que no se repitan hechos como éste y también que los ciclistas estén informados de cómo defenderse si se dan circunstancias similares a las que relato.

Firma por un plan especial de protección a los ciclistas en Madrid, que implique a administración, policía, asociaciones de bicis, aseguradoras y jueces, para evitar que ocurran casos como el mío >>