Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Quién vaya a 30 km/h en una vía delimitada a 30, que tire la primera piedra…

Limites de velocidad en vías urbanas de 10, 20 o 30 km/h, que prácticamente la totalidad de los conductores no respeta de forma sistemática en Epaña.

Esto es lo que dice la página web de La Moncloa respecto al límite de velocidad en vías urbanas:

«El límite genérico de velocidad en vías urbanas será de:

a) 20 km/h en vías que dispongan de plataforma única de calzada y acera.

b) 30 km/h en vías de un único carril por sentido de circulación.

c) 50 km/h en vías de dos o más carriles por sentido de circulación.»

Dicho esto, lo cual es bastante sencillo de comprender hasta para quién se sacó el carnet de conducir hace 40 años, en España prácticamente nadie respeta dichos límites de velocidad.

En ciudades como Madrid, donde la inexistencia de carriles bici útiles y funcionales, la mayoría de sus calles están limitadas a 30 km/h y tienen pintado sobre el asfalto una bicicleta que «da prioridad» a los ciclistas.

A las autoridades poco o nada les importa que no se cumpla la ley día tras día. Nadie multa a los conductores, y nadie les retira el permiso de conducir

La realidad, es que los coches no solo superan la velocidad de esos 30 km/h, sino que la mayoría supera el doble, llegando a los 70 y 80 km/h (visto en persona, no invento nada).

En calles residenciales con prioridad peatonal, limitadas a 20 km/h y muchas de ellas a 10 km/h como ves en la imagen de portada, lo único que se ven son coches a gran velocidad, y ni uno de ellos, salvo que esté buscando aparcamiento o similar, circula a menos de 20 km/h.

Negar lo evidente, en sin duda lo peor del caso, pues no solo se trata de que los ciclistas debemos compartir las calles y carreteras con los motorizados, también están los peatones, la salud de todos, tanto al respirar continuamente humo de los acelerones de los coches, motos y autobuses, como la sonora, que también genera diversas enfermedades.

Hay quien conoce la normativa de ir a menos de 30 km/h y no la respeta. Hay quien no la conoce, y también quién no le interesa conocerla

Nos hemos acostumbrado a ello, a respirar mierda, escuchar ruido, no tener espacio, dejar paso al más grande que acosa y a darle todo el espacio en nuestras ciudades.

Algunas ciudades han comenzado a darse cuenta de ello, de que vivir alejado de los coches es más saludable, más económico y te hará mucho más feliz.

Hasta los profesionales del volante van a más del doble de velocidad en la mayoría de calles, y en ellos se incluyen conductores de autobús y taxi, además de VTC

Pero otras, como estamos viendo con la desmantelación de los carriles bici, quieren que sigamos viviendo entre humo, ruidos y latas de 2.000 kg acosando al resto de personas.