Querido conductor, por favor, deja de acosar a los ciclistas

El odio al ciclista sigue estando muy presente en la sociedad española y en muchas otras.

129
Querido conductor, por favor, deja de acosar a los ciclistas
Un ciclista urbano pedaleando con su bicicleta frente a un área de seguridad de un comercio de electrónica - Archivo

No falla, día que salgo con la bici o voy al trabajo con ella, día que hay algún conductor acosador de ciclistas que quiere echarme fuera de la carretera.

Hace unos días contaba como tuve que apartar un coche a patadas cuando este intentaba rebasarme cuando no había ni tan si quiera espacio físico para ello.

Algunos me tildaron de hacer algo que no debía y que además iba en contra del colectivo ciclista, pues no debemos tomarnos la justicia por nuestra mano y menos hacerlo público.

Quizás no se entendió bien o no me expresé adecuadamente, pero no fue a darle patadas a un coche por venganza o por que trató de hacer algo ilegal, patee la aleta delantera porque si no lo hago me pasa por encima. Literal.

Ahora ya entra el si lo quieres creer o no, pero cuando ves que tu vida pende de una acción que ocurre en dos segundos, te aseguro que pateas lo que haga falta por salvarte.

Bien, aclarado el tema, sigo utilizando la bicicleta prácticamente a diario para desplazarme por la ciudad, ya sea ir a la oficina, a la compra o a visitar cualquier lugar o amigo.

Y no falla, todos los días, si no es un taxista, es un conductor o conductora particular, y cuando no un autobusero, y sí, en alguna ocasión hasta algún ciclista casi me lleva por delante ya que tenía mucha prisa.

La deducción de esta frase es que, da igual el vehículo que se conduzca, en España, por norma general, hay mucho cafre suelto.

Cuando he visto que venía algún conductor respetuoso, incluso me he echado a un lado.

El problema está, en que el que va en un coche, autobús, taxi o incluso moto, puede sesgarte la vida en un segundo, y la mayoría de veces porque o tiene mucha prisa, o se cree en derecho y poder de echarte fuera de la carretera.

Todos estos, y puede que algún ciclista cabestro, debería ser expulsado de la carretera, al menos hasta que demuestre que el odio que tiene hacia el resto de usuarios, los más débiles, ha desaparecido.

El de hoy ha sido un conductor de autobús, que con su mole de más de 12 metros de largo por 4 de largo y casi 3 de ancho, venía con el morro pegado a la rueda trasera de mi bicicleta.

Era un autobús turístico o similar, no de la EMT, por si ese no fuera ya el acoso, ha comenzado a pitar, y las pocas veces que he podido mirar hacia atrás, hacia aspavientos con su mano como que me apartase, que quería pasar.

La calle, de un solo carril con coches aparcados a un lado, no permite adelantamiento alguno. Primero, porqué así lo establece la normativa municipal y la DGT.

Segundo, porque no hay sitio físico para un coche y una bicicleta, ni dejando 30 centímetros de separación lateral (como para que quepa un autobús).

Y tercero, porque acosando, a cabezón no me gana nadie.

Muchos conductores y no conductores creen que por ir en bicicleta estamos «jodiendo» al resto.

En la misma calle, cuando he visto que venía algún conductor respetuoso, incluso me he echado a un lado en el hueco que dejan dos coches aparcados en línea y le he dado paso con la mano, aminorando o deteniendo mi marcha, pero acosando…

Aún existen infinidad de personas, incluidas las que ni tan si quiera tienen carnet de conducir, que además de odiar al ciclista por norma general, haga lo que haga, desconocen la normativa, y creen que por ir en bicicleta estamos «jodiendo» al resto.

Muchos ciclistas van y vuelven al trabajo en bici, tienen la misma prisa y obligaciones que el resto y no tienen porque ser acosados y echados de la carretera a la fuerza porque «los más fuertes» piensen que la carretera es suya.

Querido conductor, una bicicleta es un vehículo más, y hasta que las vías no se adecuen para todos o los coches vuelen, no queda más remedio que esperar a que puedas rebasarlo, con el metro y medio de separación lateral (y por cualquier lado), o cambiando por completo de carril si la vía tiene más de uno por sentido.

Y señores de la DGT, Policia, Guardia Civil, Mossos, jueces, políticos o quien corresponda, por favor, comiencen a multar, retirar carnet de conducir a quien no deba estar con el resto de usuarios de la carretera.

Fomenten el respeto desde la base, hacer exámenes psicotécnicos del siglo XXI, no del XIX.

Un ciclista en la carretera es un usuario más de la vía, tienen los mismos derechos y obligaciones que cualquier otro vehículo, y sobre una bicicleta va una vida.

Por cierto, por no perder mucho tiempo con los hater en los comentarios, todos sabemos que hay ciclistas becerros que no respetan nada y a nadie, y en Iberobike también criticamos eso. Pero esa no es la cuestión de hoy. Gracias!