¿Qué marca de bicicletas será la primera en caer por el cuello de botella?

Si el tornillo no llega, la bicicleta no se puede terminar. Si el barco no parte, el contenedor no llegará a la tienda. Si el precio es muy alto, nadie se lo podrá permitir....

2456
Que-marca-de-bicicletas-sera-la-primera-en-caer-quebrar-por-el-cuello-de-botella
Se avecinan grandes cambios. Los precios de las materias primas siguen subiendo, los problemas del transporte se acrecientan y la demanda sigue exigiendo más. Como el resto de industrias, la de la bicicleta no está ajena a estos problemas.

Las realidades no suelen gustar a la gran mayoría, y mucho menos cuando estas suponen tocar nuestro dinero.

Pero la realidad es la que es, y cuando el cambio sucede a nivel global, cualquier gran esfuerzo por mantenerse, supone además de tener que remar a contracorriente, que algunos puedan terminar llevados por esta, o peor aún, ahogados.

Como ves, las metáforas no son lo mío, pero lo intento.

La alta demanda de bicicletas continúa pese a las subidas de precios, pero los problemas persisten

Tras dos años del maldito bicho cumplidos, parece que la normalidad poco a poco estaba llegando.

Pero volviendo a lo mismo, solo parece, ya que otro tipo de problemas se acrecientan y también llegan nuevos.

Seguramente en las últimas semanas hayas escuchado mucho las palabras inflación, petróleo, baterías, gas, abastecimiento o racionamiento.

Hoy, el gobierno de España ya ha decretado por ley, que los supermercados pueden decidir cuantos productos como máximo se pueden comprar. Bajo ciertas circunstancias eso sí.

Es solo el comienzo del racionamiento social, en aspectos tan cotidianos como la comida, la gasolina, el gas o «las chuches«. (Y no, la chucherías no están hechas de petróleo…).

Los países más poderosos están haciendo acopio de materias primas

No te asustes, el mundo no se va a terminar y seguiremos pudiendo montar en bicicleta.

Pero los cambios que se nos presentan en los próximos meses y años, y los que se les presentan a las grandes empresas, no son pocos.

Las bicicletas van a seguir subiendo de precio, nos guste o no, al igual que cualquier otro producto, salvo igualmente, excepciones.

¿Porqué seguirán subiendo los precios de las bicicletas en los próximos meses?

¿Seguirán subiendo los precios de las bicicletas en los próximos meses? Sin tener bola mágica, estamos seguros de que así será.

¿Cuánto subirán los precios de las bicis? Ahí ya es más difícil saberlo y dependerá de muchísimos factores.

Hoy en día, en un mundo globalizado por completo, cualquier pequeño fallo en cualquier de los aspectos sociales, industriales y económicos, repercute hasta en lo más mínimo.

Tan mínimo que si falta un tornillo, la bicicleta no se podrá vender y tú no la podrás comprar ni utilizar.

Esto ya ocurrió en 2020 cuando se paró casi por completo la producción.

La demanda comenzó a crecer, pero la falta de algunas materias primas, de fábricas que las tratasen al estar muchas trabajando bajo mínimos, y los problemas en los envíos marítimos procedente de países asiáticos, hicieron que los retrasos comenzasen.

Una semana, tres, un mes, y en algunos casos más de seis meses de espera para recibir una bicicleta.

Países como China ya han dejado de exportar algunas materias primas.

La escasez está haciendo, que pese a poder sacar mucha rentabilidad por los altos precios y las exportaciones, países como China, Rusia o la India estén haciendo acopio de materias primas como el aluminio, el níquel o el cobre.

Mención a parte es que la mayoría de marcas de bicicletas y componentes, pertenecen a grupos inversores.

Cuando algo no les sea rentable, basta retirar los fondos, malvenderlo o directamente cerrar el chiringuito y poner su dinero en otra parte.

Por el momento, la rueda continua girando, pero la cadena cada vez se tensa más, no quedan más piñones que subir, y la cuesta es más empinada que nunca.

Como en un gran puerto de montaña, muchos resisten con la boca abierta al máximo el ritmo de los más fuertes.

Pero por la cola, donde están los que no son tan fuertes, algunos van cayendo a cuentagotas.

¿Quién será el primero que abandone y no consiga llegar a la meta?