¿Qué haremos cuando no haya gasolina para todos o no podamos pagarlo?

El modelo del petróleo tiene los días contados, desde hace muchos años. Mientras siga siendo rentable extraerlo, seguiremos con el derroche. El problema serio llegará cuando los que no estén preparados a vivir sin él, la realidad les de de frente en las narices.

149
¿Qué haremos cuando no haya gasolina para todos o no podamos pagarlo?
La bicicleta, en todos sus tipos, es una de las soluciones más prácticas para no depender del coche para todo. Ahora más que nunca, muévete a pie, en bici, patinete o transporte publico siempre que puedas.

No se porqué me da, que ni aunque queden unas gotas de gasolina o diésel en el mundo, habrá quien prefiera seguir utilizando el coche privado hasta para ir a por el pan.

Ayer la Agencia Internacional de la Energía (AIE), la que nos afecta a todos los países desarrollados, anunció una serie de medidas para evitar el colapso en del sistema de abastecimiento de petróleo en el mundo.

Como habrá quién ni con el anterior artículo ni con estas dos párrafos que acabas de leer comprenda la gravedad del asunto, te lo diré en plata:

No queda petróleo para todo ni para todos y terminará por acabarse tarde o temprano

La guerra entre Rusia y Ucrania no ha hecho sino acelerar las cosas.

Tanto las propias petroleras como los expertos, ya han anunciado hace muchos años que la producción cae en picado.

Hace unos años se estimaba que por cada barril de petróleo utilizado para la propia extracción del petróleo, se producían 11 barriles.

Antes del conflicto en Ucrania, por cada barril empleado en extraer el valioso líquido, se conseguían tres barriles.

El punto de no retorno, como seguramente ya hayas caído en el, será cuando por un barril de petróleo quemado para extraer, se produzca un barril.

Habrá petróleo, sí, pero ya no será rentable extraerlo, por no decir que su precio será infinitamente mayor que el actual.

Y las grandes empresas petroleras no van a trabajar gratis ni a perdidas, de eso estamos todos seguros.

¿Seguiremos utilizando el coche para todo?

Los sociólogos ya se han puesto manos a la obra para descifrar el rompecabezas que se nos presenta, el cual viene ahora acelerado y con consecuencias que pocos se imaginan.

La supuesta comodidad del coche privado tiene los días contados, y seguramente deberías saber que el coche eléctrico no es la solución ni la salvación.

Las medidas propuestas por la AIE y que seguramente adopten todos los países «ricos», serán las primeras de muchas que están por llegar.

Si por voluntad propia, ni dirigentes ni los propios ciudadanos (la gran mayoría), no ha hecho mucho en los últimos años, o décadas mejor dicho, ni por el cambio climático si quiera, lo tendrán que hacer por la vía de la fuerza.

Estas son las medidas propuestas por la Agencia Internacional de la Energía.

Cuando no haya con que llenar el depósito o no tengamos dinero para hacerlo, no nos quedará otra que adaptarnos a la nueva situación.

Se pondrán parches tras parches, pero serán soluciones que durarán un tiempo limitado.

Ahora, mas que nunca, camina, muévete en bicicleta, en patinete o en transporte publico.

Utiliza el coche (o el avión), solo cuando sea estrictamente necesario.

Para muchos será imposible, pero para otra gran mayoría, si lo es.

¿Qué problemas tendremos si el petróleo comienza a escasear?

Imaginamos que lo puedes imaginar por ti mismo.