¿Qué es lo más absurdo que has visto en el ciclismo o sobre la bicicleta?

Lo que no le ocurra a un ciclista no le ocurre a nadie...

466
Qué es lo más absurdo que has visto en el ciclismo Cuenta lo que quieras supermercado
Dos ciclistas, armados con sus cascos mientras compran el pan un supermercado.

El mundo del ciclismo y de la bicicleta en general no está a salvo de lo absurdo.

Seguramente en más de una ocasión has presenciado o escuchado alguna historia de primera mano, que difícilmente sería creíble si no la hubiésemos visto con nuestros propios ojos o nuestro amigo no la hubiese vivido en sus propias carnes.

Seguramente si has llegado hasta aquí, estés esperando encontrarte una de esas inverosímiles vivencias.

No te preocupes, nosotros hemos vivido, y también visto, prácticamente de todo sobre las bicicletas y el ciclismo, y te vamos a poner algunos ejemplos.

Pero de lo que se trata aquí es de ver a quién le ha ocurrido la situación más absurda sobre una bicicleta, o el caso en tornos al ciclismo más increíble que le haya pasado.

¿Qué es lo más irreal que has visto en el ciclismo?

Como comentamos, tenemos muchas, como aquel pastor que a grito de ¡No! y con un paraguas en una mano y una vara en la otra asustó a un grupo de ciclistas que le pedían pasar entre su rebaño de ovejas.

O aquella vez que un ladrón se atrevió a robar la bicicleta eléctrica del mismísimo «Terminator», el actor y ex-gobernador de California Arnold Schwarzenegger, terminando con un disparo con una pistola taser y arrepintiéndose de ello.

Pero no solo ocurren cosas extrañas a los ciclistas, también la industria de la bicicleta tiene lo suyo.

El pasado año, a un compañero de Iberobike le cobraron 35€ en una conocida tienda de bicicletas, por cambiar un solo radio de una rueda de su bici de carretera.

Lo increíble de la historia no es solo lo abultado de la cuenta, sino que el radio que le pusieron era «un poco» más largo que la medida que necesitaba su rueda, por lo que era totalmente inútil la reparación. Se dio cuenta al reparar un pinchazo.

Para rizar más el rizo, tras ir a preguntar porqué habían puesto un radio que sobresalía del interior de la llanta, le dijeron que ese radio no lo habían puesto ellos y se negaron a atenderle.

Más sobre la industria de la bici, cosas tan absurdas como un sillín Specialized de casi 400 euros, o los precios de los rodillos de entrenamiento que se triplicaron tras quedarnos todos encerrados en casa sin poder salir a montar en bicicleta.

Cosas más raras, como el vídeo de un ciclista colándose en una casa para «plantar un pino», o la cara de Valentí Sanjuan tras picarle una abeja realizando el Camino de Santiago en tandem.

Si hablamos de lo absurdo de los precios de las bicicletas, sus componentes y accesorios, tenemos para escribir un libro.

Si ya contamos la locura de los precios de las E-Bikes y sus listas de espera, podríamos escribir algo tan grande como una enciclopedia.

El tema de lo que ocurre en muchos carriles bici, no solo de España, sino de todo el mundo, o los mil y un encontronazos de ciclistas con conductores poco cívicos, daría para días y días de cosas absurdas.

Si queires ver alguna de estas historias, cada enlace te llevará a ellas para que veas que no mentimos.

Pero estamos seguros que lo que tú has vivido en tus propias carnes es incluso aún más increíble.

Por eso te animamos a que dejes un comentario en la publicación de Facebook o Twiter (puedes pinchar en cada uno para ir a ella y dejar tu mensaje directamente):

¿Qué es lo más absurdo que te ha ocurrido con tu bicicleta o en el mundillo del ciclismo en general?