Purito muestra las cicatrices de sus manos pero se lleva una desilusión al ver lo de Marc Márquez…

974
Purito muestra las cicatrices de sus manos pero se lleva una desilusión al ver lo de Marc Márquez...
Purito Rodríguez muestra las cicatrices de ambas manos tras retirarle las escayolas colocadas tras la operación de hace diez días.

Joaquim «Purito» Rodríguez ya puede mover sus manos tan solo diez días después de la operación para reparar tres huesos fracturados en sus manos.

Purito tuvo un seria caída en bicicleta de montaña mientas hacía descenso con sus amigos en el bike park de Vallnord, en Andorra.

Tras los primeros chequeos, todo parecía indicar que podía tener varios huesos rotos en ambas manos.

Días después, ya en Barcelona, se confirmó la noticia de que tenía tres huesos rotos en total pero repartidos en sus dos manos.

La operación fue todo un éxito

Purito se puso entonces en manos del doctor Xavier Mir, quien con mucha maña y sabiduría colocó varias placas metálicas para que los huesos soldasen correctamente y lo más rápido posible.

Hoy, Purito ha mostrado sus dos manos, ya que tras tan solo 10 días, le han quitado las dos escayolas.

En la foto podemos las tres cicatrices, una en la palma de la mano izquierda, otra en el dedo gordo de la derecha, y una tercera en el centro del dorso dorso de esta última.

El catalán ha querido fardar de su rápida recuperación pero al rato se ha venido abajo:

«Hace una semana que pasaba por el quirófano y ya me han quitado la escayola y me dejan mover las manos y los dedos!! Estaba orgulloso de mi progresión hasta que he visto lo de Marc Márquez.» 

Y es que el piloto de motocicletas Marc Márquez tuvo también tuvo una caída el pasado fin de semana en la que se fracturó el húmero.

El mismo doctor Mir fue el que le atendió y operó este martes de dicha fractura, y tan solo dos días después, es decir ayer, viajó en avión hasta Jerez, donde este domingo tiene la segunda carrera de motos de la temporada, y en la que parece que va a tomar salida tras el visto bueno de los médicos.

Esta impresionante recuperación de Márquez, infinitamente más rápida que la de Purito, es la que le ha llevado a decir esas palabras.

Claro está, a modo de broma y que nada tienen que ver sus fracturas con la del piloto de motos.