Protector cervical EVS R4

503

Las protecciones nunca están de más, y si son para proteger nuestro cuello y espalda, no cabe duda de que la inversión bien merece la pena.

Extreme Velocity Sports, empresa con solera en todo tipo de protecciones para moto, ha desarrollado un protector cervical perfectamente adaptado para el uso de la bici en sus vertientes más extremas, donde los cascos integrales son más comunes.

El protector esta fabricado a partir de tres capas con diferentes funcionalidades:

– Una capa rígida superior que le otorga estabilidad e impide que se deforme en exceso en una posible caída con nuestra bici.

– Una capa intermedia bastante gruesa y deformable encargada de disipar el impacto de nuestro casco contra el protector para evitar que el golpe se centre en nuestra columna vertebral. Para ello, la anchura considerable de la parte que apoya en nuestra espalda, pecho y hombros también contribuyen a disipar dicho impacto.

– Y una tercera capa más blanda de «foam» para un mayor confort, ya que es la capa que llevaremos más cerca de nuestro cuerpo. Esta capa en forma de rejilla para una mejor ventilación, está diseñada para minimizar el impacto de las capas más duras del protector.

El protector EVS R4, cuenta con arnés propio para una correcta sujeción a nuestro cuerpo. Este arnés es desmontable, pero se recomienda su uso en todo momento para una mayor protección.

El sistema de apertura y cierre del protector es mediante un botón en la parte central delantera a modo de pulsador, con un cierre de seguridad de velcro de fácil acceso. Este sistema permite abrir en dos el protector para poder pasarlo a través de nuestra cabeza.

El arnés también se abre por la parte delantera mediante una hebilla con pulsador de fácil manejo.

La parte trasera que apoya en nuestra espalda, además de distribuir las cargas axiales en caso de impacto, tenemos un mecanismo que nos permite ajustar el protector a la fisionomía de nuestro cuerpo, con dos posiciones a elegir.

Con la parte superior en color blanco con anagramas de EVS en rojo y negro, y la parte inferior en negro, el aspecto del protector R4 es robusto y elegante, bastante distinto a los protectores cervicales de otras marcas.

Sobre el terreno, ajustándolo con el arnés y jugando con las dos posiciones de la parte trasera, se siente bastante cómodo, permitiéndonos mover la cabeza sin impedirnos ningún movimiento. Con 635g de peso, no es ni mucho menos molesto sobre nuestros hombros. Existe una versión infantil, con un peso de 386g.

Y lo mejor de todo, su precio, mucho más bajo que cualquier otro protector cervical del mercado, 119 € en la versión adulto.

 

Con la colaboración de Adrian Parro