Probando el sillín y manillar PRO Stealth en la bilbao-bilbao 2017

537

Otro año más me he desplazado hasta Bilbao para participar en la una de las marchas cicloturistas más longevas de nuestro país, la Bilbao-Bilbao 2017. Y como era de esperar, no me ha decepcionado. Después de 29 ediciones no se duermen en los laureles y siguen haciendo caso a las recomendaciones que se suceden cada año, recordemos que el año pasado hubo un problema con el abastecimiento de agua, pues este año han instalado fuentes de sobra para que todos los participantes pudieran rellenar sus bidones en el avituallamiento, detalles como esos hacen que una marcha dure tanto tiempo y tenga una afluencia de ciclistas masiva (en esta edición también se superaron holgadamente los 8.000 participantes)

Ya desde el viernes por la tarde se respira ciclismo por la capital Vizcaína, se empiezan a ver bicis por todos los lados.

El viernes formalicé y pagué mi inscripción en el centro comercial Zubiarte, al lado de donde se da la salida el domingo por la mañana, este año en la bolsa del corredor incluían unos manguitos y un llavero.

Aprovechando la marcha he probado el sillín PRO Stealth y el manillar PRO Stealth dejándome ambos un gran sabor de boca.

El sillín está fabricado en fibra de carbono y tiene un peso muy contenido, además tiene una forma “poco usual” a lo que estamos a ver. Es un poco más corto de lo normal, la puntera es más ancha y la parte central del sillín y de la puntera están huecas. Para diseñarlo buscaron la colaboración del equipo de ciclismo profesional Giant-Alpecin estudiando todas las posturas que adopta un ciclista profesional sobre el sillín, de esta manera han conseguido un producto con un marcado carácter competitivo, pero con un alto grado de confortabilidad. En las cuatro horas y media que invertí en la prueba siempre encontré enseguida la postura correcta sobre el sillín, ya fuera subiendo, bajando, yendo tranquilo o exprimiendome en el llano buscando posturas más aerodinámicas.

Con el manillar me ha ocurrido exactamente lo mismo, fui cómodo en cualquier agarre. El conjunto entero (manillar y potencia) es un monocasco de carbono UD (unidireccional), lo que le confiere una gran rigidez, la cual se nota cuando nos ponemos de pie sobre los pedales y empezamos a estrujar la bici. El manillar viene preparado tanto para el cambio mecánico como eléctrico y para instalar sistemas de frenado tanto convencionales como hidráulicos, en mi caso llevaba el cambio electrónico y los frenos de disco hidráulicos.

Este año empecé la marcha con el primer grupo, a las 8:00, para poder acabar pronto también, es una gran ventaja el poder ir saliendo entre las ocho y las nueve de la mañana en el horario que te apetezca, y no noté la misma aglomeración de ciclistas que el año pasado. Incluso en el avituallamiento no tuve que esperar nada, fue llegar y recoger la bolsa.

Como cada temporada que pasa, es agradable ver que la presencia femenina en estas pruebas cada vez es más numerosa, el ciclismo es un deporte de todos y para todos.

Aunque siempre hay algún maleducado, el ambiente fue excelente. Hay gente que se piensa que a estas alturas de la película va a ganar la Vuelta a España o algo así,  tirándose a tumba abierta en los descensos (poniendo en peligro a los demás), o te adelantan sin respetar una mínima distancia de seguridad, o invadiendo el carril contrario. El caso es que el porcentaje de este tipo de gente no fue muy alto, por lo menos a mi alrededor.

No nos podemos olvidar de una parte importante de la gente que hace posible esta marcha, los voluntarios. Estaban en todos los cruces, en el avituallamiento, en la llegada…… Muchas gracias para ellos.

Ya sólo queda esperar a la edición del año que viene, seguro que nos sorprenderán con alguna cosita más. Intentaré que mi participación en esta gran marcha se convierta en tradición.