Previo Campeonato del Mundo de ciclocross Hoogerheide 2014

57

G.P.Sven Nijs Cyclo-Cross

Cinco años después, la localidad neerlandesa de Hoogerheide volverá a acoger –este fin de semana- los Campeonatos del Mundo de ciclocross, con las cuatro categorías habituales en juego, con nueve españoles en liza, y con un pronóstico, al menos en la categoría reina, más abierto que nunca. Hoogerheide, una localidad de apenas 10.000 habitantes, cercana a Bergen Op Zoom y, sobre todo, a la capital flamenca de Bélgica, Amberes– es una de las sedes habituales de la Copa del Mundo, con un circuito bastante conocido por todos, aunque las referencias no sirvan para mucho, ya que la verdadera esencia del recorrido se plasmará según la climatología, ya que cambia mucho de seco a embarrado, e incluso con nieve es radicalmente distinto, como sucedió el año pasado en la Copa del Mundo con el inesperado triunfo del checo Martin Bina.

A una semana vista, los pronósticos meteorológicos no pueden ser muy precisos, pero en principio parece que las temperaturas no serán demasiado extremas –entre 0 y 6 grados-, con posibilidad de lluvias sobre todo el sábado, aunque no demasiado intensas. En principio, parecido al panorama que se vivió en 2009, cuando se impusieron Niels Albert –en su primer año como élite- y Marianne Vos.

Por lo demás, el recorrido será similar al de hace un año en la Copa del Mundo, salvo algunos pequeños cambios, con una longitud de 3.443 metros, de los que un 73% serán de praderas, un 14% de bosque y un 13% de asfalto. Eso sí, las referencias de 2009 serán menos válidas, aunque se mantiene un 80% del recorrido de entonces, algo más corto y en el que se han cambiado tramos relevantes, con la zona de salida y meta. De todas formas, de los corredores españoles de aquel entonces sólo permanece el élite Javier Ruiz de Larrinaga.

El resto de los ciclocrossmen que componen la expedición española son los élites Aitor Hernández, Aida Nuño y Rocío Martín, el sub23 Jonathan Lastra y los juniors Diego Pablo Sevilla, Raúl Fernández y Gotzón Martín, una vez que Alex Aranburu ha causado baja por lesión, al fracturarse ayer la muñeca en Ispaster. Felipe Orts será su sustituto.

El seleccionador nacional, Pascual Momparler, analiza a los nueve hombres que componen la selección española que competirá en los Mundiales de ciclocross en Hoogerheide (Países Bajos).

La prueba reina del Mundial tendrá lugar el domingo 2, a las 15,00, y como todas las carreras sólo podrá ser seguida en España en el canal UCI en Youtube. Y en ella, los neerlandeses intentarán desquitarse del regusto amargo de 2009, cuando su gran esperanza, Lars Boom, pasaba totalmente desapercibido, sin poder repetir el título logrado un año antes en Treviso.

En esta ocasión su  apuesta será Lars van der Haar, flamante vencedor de la Copa del Mundo, aunque sería injusto catalogarle como gran favorito ya que si por algo se caracteriza este Mundial es por presentarse más abierto que nunca. Habrá que contar con Sven Nys, campeón saliente, cada vez más consciente de que a su edad debe seleccionar objetivos: y en este 2013-14, donde ha disparado la bala se ha cobrado la pieza. A sus 37 años, parece la baza más sólida de los belgas, aunque éstos tengan hombres como el propio Albert, Kevin Pauwels, Klaas Vantornout o Tom Meussen, ganador en Nommay. El alemán Philipp Walsleben –ganador aquel Mundial como sub23- o el francés Francis Mourey son otros hombres a tener en cuenta, al menos para el podio.

¿Los españoles? Terminar entre los veinte primeros sería un gran resultado para Larrinaga y Hernández, aunque quizá su posición natural sea entre el veinte y el treinta. Para el alavés, éste será su séptimo Mundial, llega en el mejor momento de forma y de moral de la temporada y el año pasado terminó 28º. En cuanto al de Ermua, habrá que ver si está plenamente recuperado de sus problemas físicos que han ‘emborronado’ una campaña perfecta en los dos primeros meses. Este será su tercer Mundial, destacando su 23º puesto el año pasado en Louisville.

A las 11,00 habrán competido los sub23, en lo que debe una fiesta neerlandesa con Mathieuw Van der Poel como protagonista, y más cuando este Mundial se desarrolla en la localidad natal de su padre, el mítico Adrie. Tras dos arcoiris como junior –y un tercero en carretera en septiembre en Toscana-, no ha notado el cambio de categoría, imponiéndose en la Copa del Mundo. Bélgica será la gran alternativa, especialmente con Wout Van Aert y Michael Vanthourenhout, los únicos que le han derrotado este año en el circuito UCI. En lo que se refiere a los españoles, Lastra tendrá el objetivo de repetir, incluso superar, esa magnífica decimoquinta posición del año pasado en Louisville.

Vídeo subjetivo del recorrido.

La primera jornada será el sábado 1 con juniors (11,00) y féminas (15,00). La primera prueba será, como sucede casi siempre, la que presente un pronóstico más incierto, con hombres como el checo Adam Toupalik, los belgas Yannick Peeters, Kobe Goosens o Thijs  Aerts, los holandeses Pascal Eeenkhoorn y Joris Nieuwenhius o el francés Lucas Dubai, entre otros. Los españoles intentarán no pecar de inexperiencia, habida cuenta de que son debutantes.

En cuanto a las féminas -que han intercambiado con los sub23 su horario tradicional de la mañana del domingo a la sobremesa del sábado-, todo lo que no sea un triunfo de Marianne Vos sería una ‘debacle’ neerlandesa, ya que ha ganado los últimos cinco campeonatos de forma consecutiva, que se unen al que logró también en su país natal en 2006. Tan solo la americana Katherine Compton parece capacitada para protagonizar esta sorpresa.

Marianne Vos

Las españolas, Aida Nuño y Rocío Martín, saldrán lastradas desde las últimas posiciones, aunque intentarán estar en torno al puesto 20, como sucedió con la asturiana el domingo en Nommay. Si hay alguna palabra que defina el estado anímico de nuestras dos corredoras en el Mundial de Hoogerheide –Aida Nuño y Rocío Martín– es el optimismo.

Las dos féminas, que competirán el sábado a las 15,00 saben que es complicado, pero aspiran a un top-20… o más. Para la asturiana “este es mi sexto Mundial y llego con la misma ilusión, o incluso más, que la primera vez, hace ya 14 años, pero con mucha más experiencia y ganas de exprimirme y dar lo mejor de mí. Está siendo una temporada muy buena para mí, y desde el principio mi planteamiento era llegar a tope a enero y febrero, así que firmar un buen Mundial sería el cierre perfecto de la temporada”.
Nuño estuvo la pasada semana en la Copa del Mundo, una experiencia que le ha dado bastante moral. “Fui a Nommay un poco a ciegas, aunque creía que meterse entre las 25 mejores era posible y no me equivoqué mucho. Un puesto 22 y con sensación de poder estar más adelante me dejan contenta y con mucha moral para el Mundial. Creo que un objetivo bonito es meterse entre las veinte primeras, aunque no será fácil. Seguro que habrá gente que no estaba en Nommay y además es la carrera en la que todo el mundo se exprime al máximo”.

aida nuño

Finalmente, la campeona de España considera que “lo más importante será no cometer errores, no ponerse nerviosa y ser capaz de hacer una carrera en la que realmente saque todo lo que tengas las piernas. Si consigo hacer eso, estaré contenta con el resultado”.

Por el contrario, Rocío Martín debuta en un Mundial, con el handicap de no haber competido este año en ninguna prueba en el extranjero. Sin embargo, es ambiciosa en sus objetivos de “estar lo más delante que se pueda. No hay que renunciar a nada y pensar que si hacemos una buena carrera tanto Aida como yo podemos pensar en el top 15. Tenemos nivel para ello”.

Sin embargo, la andaluza reconoce que “existe un condicionante muy importante desde el punto de vista negativo, que es la salida, ya que lo más probable es que salga en última fila y eso te marca ya que tienes que hacer una carrera a la contra”. En cuanto al estado físico, la subcampeona nacional termina diciendo que “tengo que estar ilusionada porque llegó en el mejor momento de forma posible. Es cierto que estuve con gripe la semana pasada pero he recuperado muy bien”.