¿Porqué se limita la velocidad de las bicicletas eléctricas y no la de los coches?

¿Porqué no se regulan las velocidades y potencias máximas de los vehículos que causan más accidentes y más daño a las personas?

1397
Porque-se-limita-la-velocidad-de-las-bicicletas-electricas-y-no-la-de-los-coches-electrico-carga-bateria-parking
Un coche eléctrico recargando su batería en un parking público. ¿Qué velocidad podrá alcanzar?

Hoy estoy en modo jodón.

Seguramente el título del artículo no guste a nadie, ni a ciclistas, ni a los ciclistas eléctricos, ni tampoco a conductores o amantes del motor, y menos a sus respectivas industrias.

Estoy casi seguro, de que el artículo ni si quiera va a gustar a alguien, pero eso me pone cochino (espero que San Google no penalice esta «palabrota»).

Bien, vamos al turrón, pero aviso que es del duro, ya que seguramente me extienda más de la cuenta como es costumbre cuando amanezco con el pie cambiado.

Por si no lo sabes, en Europa, la bicicletas eléctricas, para que se puedan manejar igual que otra bicicleta y por los mismos lugares, han de estar limitadas a 25 km/h y su motor a 250W de potencia.

Todo lo que sea por encima de esas dos cifras clave, se considera bicicleta eléctrica (Speed Pedelec), pero nunca como una bicicleta tradicional (Pedelec).

Es por ello, que todo lo que pase de 25 km/h de ayuda en el pedaleo y 250W de potencia, o si cuenta con acelerador o gatillo en el manillar, debe estar matriculado, pasar ITV, poseer seguro de responsabilidad civil, y el ciclista que la maneje, carnet de conducir reglamentario.

Hasta aquí todo correcto, espero, pero ahora, ¡Comienza la fiesta!

La idea del artículo, además de hacerte pensar y que alguno le eche chispas el cerebro, es la de intentar ver por donde irán los tiros en un futuro, no tan lejano como algunos se imaginan, con el tema de las bicicletas eléctricas y lo coches eléctricos.

Hoy en día, claro que existen accidentes provocados por bicicletas, tanto eléctricas como normales, pero en comparación con el número de siniestros creados por conductores de vehículos motorizados, son mínimos.

Y si las bicicletas por norma general están prohibidas en zonas peatonales y esto se controla, los siniestros por atropello a peatones disminuyen drásticamente.

A esto, tenemos que sumar que la mayoría de accidentes provocados por ciclistas, terminan con algún que otro rasguño, mientras que si te golpea o te pasa por encima un coche, ya sabes donde terminas.

Sí, también se que existen casos incluso en los que un ciclista ha provocado la muerte de un peatón al colisionar con él, pero son casos muy aislados.

Además de coches, motos, autobuses o camiones, en la calzada, y centrándonos dentro de poblado o ciudad, también tenemos otro actor importante.

Otro de los actores principales en las ciudades en la actualidad es el patinete eléctrico

Sí, el patinete eléctrico está considerado en estos momentos uno de los vehículos más peligrosos en nuestras calles. Y no es broma.

En algunas ciudades del Reino Unido están prohibidos, salvo los de alquiler, lo que está creando una crispación entre los usuarios de estos vehículos quienes no comprenden una normativa realmente absurda. (Salvo porque la mayoría de los patinetes eléctricos privados están trucados y superan las velocidades permitidas).

En un estudio reciente, realizado entre 245.000.000 lesiones de pacientes ingresados en diferentes hospitales, se contabilizaron a los que acudieron tras un accidente en patinete eléctrico, y los provocados en bicicleta eléctrica.

El resultado, más que revelador, estableció que solo 3000 lesiones fueron provocadas tras utilizar una Ebike, mientras que la cifra de heridas en patinetes, superaba las 130.000.

Esto puede ser debido a muchos factores, incluido el que existan más usuarios de patinetes eléctricos que de ebikes por su bajo precio, pero también por que estas últimas poseen dos frenos, ruedas más grandes, normalmente se utiliza casco, son más estables, más visibles, etc…

¡Vale vale, cuanta paja! ¿Dónde están los coches en esta historia?

Ya hablé hace tiempo sobre los coches eléctricos que se ofertaban en los últimos años:

Por encima de todo, el tema de la autonomía de la batería siempre será el punto de interés mientras las cifras sigan siendo «pequeñas».

Pero otro de los puntos que más valor parece darle la industria, es en la potencia de los coches eléctricos, su aceleración de 0 a 5 o de 0 a 10 segundos, velocidades máximas, o el tamaño o volumen total.

Volviendo a la base de que los coches, diésel, gasolina o a pilas, sobran en las grandes ciudades (te guste o no), al menos en el centro de estas, el gran numero de atropellos que sufren peatones, ciclistas y otros usuarios de la vía por parte de estos, no solo está relacionado con el mayor números vehículos circulando.

En pleno siglo 21, se está limitando la velocidad de patinetes y bicicletas eléctricas, por software o hardware, además de por ley.

Sin embargo, aún existiendo incluso los coches con inteligencia artificial y sin conductor desde hace años, ni tan si quiera los coches eléctricos modernos que se venden en la actualidad tienen limitación alguna. Limitación real que no permita, no un aviso en el salpicadero.

Pueden ser del tamaño que se desee, con la mayor potencia posible, y con velocidades que en la gran mayoría de casos superan los 200 km/h, además de aceleraciones incontrolables.

Por poner un ejemplo, un Tesla Model S alcanza los 300 km/h. ¡Válgame señol!

¿Cómo es posible esto?

Bien, la industria de la automoción, unida a la de el petróleo y las eléctricas, siguen teniendo un gran poder de decisión en los políticos.

Piden, hacen y deshacen a su antojo, pero con el único fin de vender más y seguir llenando nuestras calles de coches cada vez más potentes y voluminosos.

O sea, tú puedes ir por la misma vía que una moto o un coche, los cuales tienen potencias y velocidades máximas desorbitadas, pero los usuarios de las bicicletas eléctricas no pueden ir a más de 25 km/h. (hablando de la ayuda de motor eléctrico).

Bueno, si que pueden, si pagas:

Si pagas seguro, si pagas ITV, si pagas homologación, si pagas matrícula, si pagas carnet de conducir, etc.

Las normas de cualquier ciclista en bicicleta convencional, sin motor, suelen ser en ciudad las mismas a cumplir que si fuese con una Speed Pedelec (hasta 45 km/h y hasta 4000W de potencia). ¿Entonces?

Las famosas bicicletas Hyperbikes, cambarán todo, pero, ¿cambiarán los coches eléctricos modernos también?

Si una bicicleta eléctrica, mediante una sencilla inteligencia artificial basada den el Geofencing, puede limitar su potencia y velocidad de forma automática según la vía por la que circule, ¿a qué estamos esperando para exigir lo mismo a todos los coches?.

BMW incluso quiere imponerla en sus bicicletas eléctricas, pero no le toques sus coches…

El coche mata, y sí, es útil, pero muy «pegriloso».

Si las bicicletas eléctricas o los patinetes eléctricos comienzan a considerarse peligrosos (lo que es un disparate), ¿porqué se permite fabricar y vender coches y motos con potencias y velocidades disparatadas?.

Si nos centramos en España, y no se quiere invertir en una sencilla tecnología que limite la velocidad de todos lo coches, independientemente de su potencia y velocidad máxima que puedan desarrollar de fábrica, porqué se permite la venta de coches nuevos que superan los 120 km/h o determinados caballos y cilindradas.

Si no hay carretera legal para ir a mas velocidad, ¿Qué pintan coches de 300 caballos y 300 km/h de punta?.

Vivimos en los mundos de Yupi, un desorden global que nadie se atreve a corregir, salvo cuando un agente de policía te dice que no te despistes caminando o en bici, pues te pueden atropellar.

En esta película, el más débil, siempre es el malo.