Pide probar una bicicleta eléctrica en una tienda y huye pedaleando sin pagar

La tienda de bicicletas que sufrió el robo de la ebike ha cambiado su política para probar el material antes de comprarlo.

277
Pide probar una bicicleta eléctrica en una tienda y huye pedaleando sin pagar
El supuesto comprador pidió probar una bicicleta de alta gama eléctrica antes de comprarla. Salió de la tienda y desapareció.

Hace poco os contábamos sobre el timo de la prueba de la bicicleta eléctrica, sufrido por un ciclista que quería vender su ebike de segunda mano.

En este caso, el timo, algo más complejo pero bastante similar, le ocurrió a una tienda de bicicletas.

Todos sabemos el precio actual que tienen las bicicletas eléctricas. Hacer un desembolso de 4.000 o 5.000 euros como mínimo es bastante doloroso, aunque sea por «una buena causa».

Es por ello que muchos ciclistas, a la hora de comprarse una bicicleta de tanto valor, siempre intentan probarla antes de soltar el dinero.

Cuando se trata de una tienda, dependiendo de su volumen de ventas o capacidad económica, suelen tener algún modelo para probar, el cual luego venden a un precio más rebajado.

El cliente entró a la tienda de bicicletas con mascarilla y gorra para no ser identificado

Según informó el diario británico echo-news, el robo ocurrió en la tienda de bicis de Les’s Cycles, en Canvey Island, el pasado 16 de diciembre.

Un cliente, de aspecto normal y bastante alto, entró en el comercio interesado por comprar una bicicleta eléctrica.

En concreto se interesó por una ebike de la marca Scott, modelo Randsome 920, valorada en mas de 5.000 libras.

El supuesto cliente salió a la calle para dar una vuelta con la bicicleta y probarla. Tras pasar en frente del personal de la tienda, comenzó a alejarse.

Al parecer los trabajadores intentaron seguir al ladrón durante unos 15 minutos, pero este desapareció.

La tienda de bicicletas ha cambiado su política para probar bicicletas de alta gama tras el robo

El dueño de la tienda afirmó que compra las bicicletas a crédito, y como mínimo tendrá que vender unas diez bicis similares para poder recuperar el dinero perdido con la Scott Randsome 920.

También anunció que a partir de ahora cambiará las normas para poder probar una bicicleta en su tienda.

Además de pedir la identificación (en algunos casos los cacos la han falsificado para robar bicicletas), también pedirán las llaves de su coche para asegurarse de que no huyen pedaleando con la ebike.