¡Pero qué…! Egan Bernal mirando al suelo, en medio de la carretera, sin manos…

450
Pero-que-Egan-Bernal-mirando-al-suelo-en-medio-de-la-carretera-sin-manos
Egan Bernal "ataca" a sus dos compañeros de entrenamiento en su segundo día en la carretera, con la cabeza agachada, por medio de la calzada y soltándose de una mano.

Sí, seguramente me caigan críticas por el título del artículo, pero también estoy seguro de que no soy el único que piensa que Egan Bernal y las redes sociales, últimamente no están muy acertados.

Todos conocemos la historia desde el pasado 24 enero sobre el ciclista colombiano del Ineos Grenadier.

Su accidente contra un autobús al despistarse pedaleando con la cabeza agachada con su bicicleta de contrarreloj por la carretera ha dado la vuelta al mundo.

Como ya vimos ayer, Egan Bernal, dos meses después, esta de vuelta a sus entrenamientos en bicicleta y por la carretera.

Anteriormente ya le vimos sobre el rodillo de entrenamiento y haciendo ejercicios en su casa.

Desde el accidente, ha estado más que activo en internet, incluso metiéndose en temas de política que han generado más de una tensión.

Sí, Egan Bernal es un profesional, pero ponerse a hacer el canelo en la carretera el segundo día tras su accidente…

No es que Egan Bernal sea un descerebrado, ni que no sepa lo que hace sobre la bicicleta.

Todos sabemos que es un ciclista profesional que se desenvuelve como pez en el agua pedaleando y bajando grandes puertos.

Vale, van con moto de apoyo y seguramente un coche detrás de él (hoy a salido junto a su compañero de equipo Brandon Rivera y Diego Vásquez).

Tras ver el vídeo, sientes una mezcla de alegría, pero también de….

Es la sensación que queda tras ver su último vídeo, grabado hoy en su segundo día de entrenamiento en la carretera tras su accidente.

Y no es que no pueda hacerlo, es solo que no llega a cuadrarme del todo.

Bernal ataca a sus dos compañeros de entrenamiento (a modo simbólico), pedalea algunos segundos con la cabeza gacha sin mirar al frente y hasta se suelta de una mano para celebrar su victoria personal.

Todo ello en lo que parece una autovía de dos carriles, los cuales, cuanto Bernal salta, se convierten en uno y se coloca en medio de la calzada con su bicicleta.

Sin aparente peligro, y aún siendo de recibo, es la sensación de que algo no está bien.

No se si es el compartirlo en redes sociales, no se si es el verle tan «juguetón» el segundo día de subirse a su bicicleta Pinarello, o el saltarse las normas de tráfico, si es que en Colombia existen.

Sea como fuere, parece que vamos a tener noticias de Egan Bernal día sí y día también en las próximas semanas y meses.