París será una ciudad sin coches. Para 2025 70.000 aparcamientos serán eliminados

179
Milán también está transformando la mayor parte de sus calles para uso ciclista y peatonal con urgencia
Milán también está transformando la mayor parte de sus calles para uso ciclista y peatonal con urgencia - @demescope

París, la capital de Francia, no solo se ha propuesto ser una ciudad verde en los próximos años, sino que a diferencia de su amiga española, es decir Madrid, ellos ya están trabajando duramente y a grandes pasos para conseguirlo.

Tras las diferentes ayudas e inversiones para la compra y reparación de bicicletas y la creación de infraestructuras ciclistas anunciadas antes de este verano, la alcaldesa, Anne Hidalgo, quien recientemente ha sido reelegida por los parisinos, también ha anunciado que París será una ciudad sin coches.

Para ello, y para facilitar la creación de carriles bici, zonas peatonales y zonas verdes, comenzarán por quitar en los próximos años hasta 70.000 plazas de aparcamiento en las calles de la ciudad.

La fecha limite para reducir el número de plazas y por ende de coches aparcados ocupando espacio sin ningún sentido alguno, es 2025, dentro de cuatro años.

En la actualidad, los coches aparcados en la vía pública, que pertenece a todos los ciudadanos, ocupan más del 50% de este espacio.

Muchos de estos coches no son utilizados ni tan si quiera dos días a la semana, y la mayoría de desplazamientos de los mismos se pueden realizar caminando, en bicicleta o en transporte público sin ningún problema.

En una primera partida para ayudar el gran auge de la bicicleta como medio de transporte, París aportó 300 millones de euros para facilitar su uso creando carriles bici provisionales y permanentes llegando casi a los 700 km de vías ciclistas.

Pero sus calles, ocupadas por millones de coches, necesitan eses espacio para transformar una ciudad para sus ciudadanos.

Además, todas sus calles pasarán a tener un límite de 30 km/h, veinte menos que ahora.

Las plazas de aparcamiento para personas con discapacidades serán respetadas o aquellas para los diversos servicios públicos estrictamente necesarios.

Otras de las grandes medidas será la creación de zonas verdes y bosques urbanos, para lo que se plantarán miles de árboles en los lugares que antes solo había coches, ruido y contaminación.

Las ciudades de todo el mundo están cambiando, ¿cambiaremos aquí o seguiremos con la cultura del coche privado?