Pablo Rodríguez MMR Pro Team finaliza 7º en Pietermaritzburg

78
pablo rodriguez copa mundo sudafrica

pablo rodriguez copa mundo sudafrica

Tras meses de preparación y duros entrenamientos, este fin de semana llegaba el primer momento clave de la temporada para el MMR Bikes Pro Team, la primera prueba de la Copa del Mundo. El técnico circuito de  Pietermaritzburg (Sudáfrica) era el encargado de nombrar a los primeros líderes de cada categoría y de identificar a los principales nombres llamados a luchar por la victoria a lo largo de la temporada.

El primero en entrar en acción entre los MMR Bikes Pro Team era Pablo Rodríguez, que tomaba la salida a las 11 de la mañana del domingo para medirse con los mejores sub-23 del mundo. El gallego partía con el objetivo de estar metido en carrera y de mantenerse cerca de los primeros puestos, cumpliendo el guión a la perfección. Desde el inicio, Pablo mantenía el ritmo de los primeros y demostraba una vez más por qué se le considera la gran promesa del MTB en nuestro país. Tras cerca de hora y media de carrera, Pablo entraba en meta en una sobresaliente séptima posición, tres minutos después del vencedor, el francés Jordan Sarrou.

Carlos coloma sudafrica

Unas horas más tarde, a las 15:30, llegaba el turno de Carlos Coloma. Para el riojano no se trataba de una prueba cualquiera. Con la ambición que lo caracteriza, llegaba a Sudáfrica deseoso de demostrar que vuelve a estar al mejor nivel, después de la grave lesión que sufría hace ya casi un año en Alemania y que lo mantuvo alejado de los circuitos durante meses. Y sin duda, demostró que su preparación va por buen camino y que vuelve a tener el ritmo de los mejores, aunque la escasez de competiciones del año pasado lo tiene aún con pocos puntos, lo que le obliga a salir bastante retrasado en las parrillas de la Copa del Mundo. Partiendo desde atrás, Carlos salió a exprimirse al máximo, tanto física como técnicamente, llegando a rodar en el puesto 17 tras adelantar más de 60 puestos. Sin embargo, la remontada exigía asumir ciertos riesgos y, en un circuito marcado por las piedras y los obstáculos, acabó sufriendo dos pinchazos que frenaron su escalada de puestos, terminando finalmente en el puesto 37º, lo que le permitirá avanzar posiciones en la parrilla de salida de la siguiente prueba. Tras cruzar la línea de meta, Carlos se mostraba muy satisfecho con las sensaciones encontradas y esperanzado de cara al resto de temporada.

Tras la prueba, ambos corredores regresaban a sus casas para retomar sus entrenamientos de cara a la próxima prueba de la Copa del Mundo, dentro de sólo dos semanas en Cairns (Australia).