Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Otro motivo que a los negacionistas de los carriles bici les importa bien poco

¿Crees que este ciclista adaptado se atrevería o podría ir seguro entre el tráfico de una ciudad como Madrid?

Cuando se habla de carriles bici o ciclistas urbanos, muchos suelen pensar en personas en bicicleta vestidas con traje que van al trabajo, mensajeros que van incluso con piñón fijo birlando a la muerte entre coches, o el típico dominguero que sale a pasear estorbando a los coches.

Son frases y pensamientos recurrentes de muchas personas hoy en día en España y en otros lugares del mundo, y no solo por parte de los conductores que odian a los ciclistas.

Sin embargo, existen diferentes realidades, las cuales a muchas personas no interesa ni tan si quiera pararse a pensarlas.

Está más que claro, pese a que existan negacionistas de los carriles bici incluso dentro del propio gremio de ciclistas, que sin carriles bici segregados y protegidos del tráfico motorizado como podemos encontrar en muchas grande ciudades europeas, la gran mayoría de la población nunca utilizará la bicicleta como medio de transporte.

Existen muchos más vehículos con ruedas similares a la bici o VMP que sin carriles bici, tienen imposible desplazarse por la ciudad

Ir entre coche es inviable para la gran mayoría, pese a que el cuñado de turno te envíe un vídeo con toda su familia jugándose la vida por el tráfico de Madrid, y aún así te diga «si mi familia puede, la tuya también». Hay que ser negacionista…

Ellos no piensan que a lo mejor un niño de 12 años de edad quiere ir a su colegio a diario en bicicleta y no puede, ya que ni sus padres le dejan ir solo por la carretera entre el tráfico, ni tampoco el quiere morir atropellado ni a los 25 años con los pulmones llenos de mierda.

Existen ciclistas que utilizan bicicletas adaptadas, muchas de ellas suelen ser más bajas que un manillar, por lo que circular entre coches multiplica el peligro, pues si no ven un ciclista de más de metro y medio de alto, difícilmente verán una bici que está por debajo de sus ventanillas.

Otro de los puntos que la mayoría de conductores no ve, es que a más personas desplazándose en bicicleta, menos coches habrá en la carretera, menos atascos, más espacio para aparcar, etcétera…

Sillas de ruedas eléctricas, patines, patinetes, segways, monocilos, y un sin fin de aparatos con ruedas que, entre coches, motos y autobuses, se jugarían la vida a cada metro que recorran.

Para ver más opiniones de los negacionistas de los carriles bici, solo has de hacer click aquí

El que no lo quiere ver, sencillamente, es por que no quiere verlo. Sin carriles bici segregados y protegidos, y bien diseñados (hay que añadir esto, pues los negacionistas saltan al cuello con fotos y vídeos de accidentes en carriles bici, la mayoría provocados por coches, pero les da igual), nunca habrá un uso masivo de la bicicleta en una gran ciudad, salvo que o no haya coches, o se termine el combustible.