Orbea y Etxeondo homenajean a Perico Delgado en el 30 aniversario de su victoria en la Vuelta ciclista a España

524

homenaje_perico_delgado_vuelta_espana-2Con motivo del 30 aniversario de la victoria en la Vuelta a España de Pedro Delgado, Orbea, Etxeondo y el mismo Pedro Delgado han querido rememorar el final de la etapa que le encumbró al primer escalón de su primera grande, la bajada desde el puerto de Navacerrada sentido Segovia, hasta la línea de meta en la factoría de Destilerías DYC.

[pull_quote_center]Estoy recorriendo el mismo camino que hizo Pedro Delgado el 11 de mayo de 1985, cuando ganó la vuelta, el día que nació la leyenda, y lo estoy haciendo con él, con la persona que tiene la culpa de que le tenga tanto cariño a este deporte y al mundo de la bicicleta en general[/pull_quote_center]

homenaje_perico_delgado_vuelta_espana-3

Nos citaron a las 13 horas en la cima del puerto de Navacerrada. Orbea ponía las bicis (la nueva Orbea Orca) y Etxeondo la ropa, en este caso una réplica del maillot del equipo GIN MG-Orbea con el que “Perico” ganó la Vuelta del 85. Pedro apareció con el maillot que llevó ese día, hay que decir que, aunque hayan pasado 30 años, los colores no habían perdido casi nada de su intensidad original.

También pudimos ver una réplica de la bicicleta que llevó ese día el campeón segoviano, según nos comentó el propio Pedro, lo único que no era igual era el cambio, el resto era exactamente igual.

Comparando aquella bicicleta con las que nos prestó Orbea esa mañana podíamos observar la gran evolución que han tenido a lo largo de estos 30 años. También te preguntas cómo podían ir como iban en aquellas épocas con ese material. Lo normal hoy en día es que una bicicleta de un equipo profesional pese unos 7 kilogramos, en aquellas épocas ninguna bajaba de los 10 kilogramos.

homenaje_perico_delgado_vuelta_espana

Después de las pertinentes fotos y entrevistas en la cima de Navacerrada empezamos el descenso del puerto dirección Segovia. En ese momento es cuando por mi cabeza empiezan a pasar un montón de recuerdos, de sensaciones indescriptibles. Estoy recorriendo el mismo camino que hizo Pedro Delgado el 11 de mayo de 1985 cuando ganó la vuelta, el día que nació la leyenda, y lo estoy haciendo con él, con la persona que tiene la culpa de que le tenga tanto cariño a este deporte y al mundo de la bicicleta en general. El tiempo acompañó, el día fue soleado y con una temperatura ideal para dar pedales. No como el día de la gesta, Pedro nos contó que aquel día la niebla era cerrada en la cima del puerto y llegó a granizar con bastante intensidad.

Medios de comunicación pedaleando con Perico Delgado

Entre anécdotas y bromas llegamos todos juntos al punto donde se encontraba la meta aquel día, maravilloso para Delgado, pero triste para Robert Millar, al lado de las destilerías DYC.

Después del paseo en bici, comimos juntos un cochinillo asado típico segoviano, partido con un plato por el propio Pedro Delgado y durante la sobremesa nos deleitaron con las anécdotas de aquel día los protagonistas que estuvieron allí, sobretodo Pedro Delgado y Txomin Perurena, el que fue su “jefe” el tiempo que estuvo en el Gin MG-Orbea.

Perico Delgado y su Orbea

Al final se homenajeó al veterano ciclista con una tarta amarilla con su imagen.
Sólo me queda dar las gracias a la gente de Orbea y Etxeondo por este día, al igual que Pedro fue el ciclista que nos hizo amar el ciclismo a la primera generación que suprimió la siesta por ver este deporte en la televisión, tanto Orbea con sus bicis y Etxeondo con su ropa son dos de los protagonistas del ciclismo español moderno. Sin ellos y sin su apoyo se habrían perdido algunos de los campeones de los que ahora disfrutamos.

homenaje_perico_delgado_vuelta_espana-4