Orbea Occam S10: Polivalente, versátil…

597

Occam, principio filosófico y matemático según el cual en igualdad de condiciones, la explicación más sencilla es la más correcta. Está claro que la gente de Orbea ha aplicado este principio a la perfección. Después tres años de desarrollo en la búsqueda de una bicicleta polivalente, con altas prestaciones rodadoras, gran fluidez en las bajadas y que no penalice en las subidas, han dado como resultado una bicicleta que se encuentra en un paso intermedio entre su máquina de rally, la Orbea Alma y su bicicleta de Enduro por excelencia, la Orbea Rallon.

De esta unión entre potencia, ligereza, dureza y control nace la nueva Orbea Occam 29er, una auténtica todoterreno que nos exigirá lo mejor de nosotros mismos para poder sacarle todo su potencial.

Podemos encontrar la Orbea Occam en 8 versiones diferentes. Los modelos de carbono son los denominados Silver (S-10,S-20,S-30 y S50) y los de aluminio los denominados Hydro (H-10,H-20,H-30 Y H-50).

Además, Orbea a través de su plataforma MyO, nos permite adaptar el montaje de la bicicleta a nuestro gusto, pudiendo elegir la mayoría de los componentes que vienen de serie por otras opciones mediante MyO.

Para el diseño de este cuadro se ha aplicado la tecnología ADV (Advance Dynamics) consiguiendo emular mediante modelos informáticos, todas las tensiones que ejercemos sobre la bicicleta al montar sobre ella y así poder desarrollar un cuadro más eficiente y seguro, detectando las zonas que más sufren y que se deben de reforzar. Orbea es de las pocas marcas de bicicletas que garantizan el cuadro de por vida. En este proceso se ha remodelado el cuadro de la original Occam de 26”, adaptándolo para ruedas de 29”.

En la construcción del sistema de suspensión trasera se ha usado como en otros modelos la tecnología 9/12, basado en un punto de giro concéntrico al eje trasero. Este sistema te permite usar bujes tradicionales como los ejes pasantes de 12x142mm. El recorrido de la suspensión trasera no da unos útiles 105 mm en este modelo de 29”.

Respecto a la geometría del cuadro, unas vainas bastantes cortas de 445mm y un eje de pedalier bajo, nos permite tener una conducción fluida sobre terrenos revirados, ganando en estabilidad, además junto a longitud extra del tubo horizontal (612mm en talla M) y los 74º de inclinación del ángulo del sillín, nos da una posición sobre la bicicleta que nos permitirá aprovechar al máximo la potencia de la pedalada.

La Orbea Occam viene con unos detalles que son de agradecer, como son entre otros el protector de vaina integrado, y el de la parte inferior del tubo diagonal, para salvar el cuadro tanto del golpeo de la cadena, como de las posibles piedras que son escupidas por la rueda delantera. Los detalles se cuidan incluso en la forma de guiar los cables por el cuadro. El sistema de guiado de cables DCR no sólo minimiza el rozamiento y longitud de los cables, sino que además, hace que la bici sea todavía más elegante.

En el modelo Occam S-10 que hemos probado, viene con una horquilla delantera FOX 29 CTD REM QR15 100 KASHSIMA (admite hasta 120 mm) y con amortiguador trasero FOX CTD BV SV REMOTE KASHIMA.

El sistema de suspensiones se complementa con un bloqueo remoto CTD (Climb Trail Descend), que nos permite desde una sola palanca, poner tanto la horquilla como el amortiguador en posición de subida (C), quedando bloqueados. Posición de pedaleo (T) que será la que con seguridad más usemos y en la que ambos componentes trabajan a medio gas para no penalizar la pedalada, pero tienen el suficiente recorrido para amortiguar los baches del camino. Por último se encuentra el modo de descenso (D), para soltar adrenalina a raudales. Este sistema es bastante cómodo y nos da un gran control sobre la bicicleta, el único “pero”, es el mando remoto CTD, para nuestro gusto demasiado grande, además esta un tanto expuesto a roturas ante caídas desafortunadas.

En la transmisión monta un sistema de doble plato Shimano XTR 26/38 y un piñón Shimano XTR 11-36 de 10 coronas, esta combinación se encuentra en consonancia con la línea de polivalencia de la Occam. Con estos desarrollos tendremos suficiente para afrontar tanto duras subidas como rápidas bajas, además este modelo de Shimano nos permite bajar dos piñones con una pulsación, permitiendo realizar cambios de ritmo rápidamente.

Al probar la Occam S-10, de entrada impresiona la extrema ligereza del conjunto, (en nuestra báscula marcó 11,6kg con pedales) y eso que tiene un volumen considerable, teniendo en cuenta lo largo que es el tubo horizontal y el tamaño de las ruedas de 29”, realmente parece que va a ser más pesada. Pero lo que es realmente excepcional es la comodidad con la que se lleva una bicicleta de estas características.

Transmite mucho control y seguridad tanto en las subidas como en las bajadas, nos permite arriesgar un poco más de lo que estamos acostumbrados gracias a la sensación real del control de la frenada, que actúa de forma independiente con respecto al trabajo que esta realizando la suspensión en cada momento.

El comportamiento de la Occam 29″ como rodadora no da lugar a dudas, gracias a la geometría del cuadro y a las ruedas de 29”, la fuerza de avance en terrenos llanos es espectacular.

En definitiva si lo que estas buscando es una bicicleta apta para todo tipo de terrenos, que te permita gozar de las bajadas más técnicas, subir por interminables cuestas y sentir la sensación rodar con una 29” como el que más, La Orbea Occam 29″ es una apuesta segura.

Material usado en la prueba:

Maillot Manga Corta Authentic Team
Manguitos Authentic Team
Perneras Orbea
Culote Corto Authentic Team
Calcetines Authentic
– Casco THOR

Más información en www.orbea.com

Fotos acción: Juan Angel Triguero
Fotos estudio: Angel Ramos
Rider: Matias García