Orbea Alma 29 S Team

282

Alma. Bonito nombre para una bici. Sócrates opinaba sobre el alma que, en cualquier dirección que la recorras, nunca tropezarás con sus limites. No andaba muy desencaminado.

A pesar de la tardía llegada de las 29er al viejo continente, y más en concreto a España, Orbea, fabricante de bicis por excelencia desde 1926 en nuestro país, ha sido una de las primeras marcas Europeas en crear un modelo de bici de montaña de 29″, concretamente el modelo Alma, allá por el 2005, y además, una de las primeras del mundo en hacerlo en carbono.

Ciclobrava 2020

Hoy en día, el modelo Alma 29er se coloca a la cabeza del catálogo de bicis con cuadro rígido de Orbea en 29″, con seis modelos en aluminio y cuatro en carbono, dentro de un abanico de precios desde los 800€ de la Orbea Alma 29 H70, hasta los más de 6000€ de la Alma 29 S Team.

Aunque existan estos diez distintos modelos, cada uno de ellos puede ser montado a nuestro gusto a través de la pagina www.orbea.com

El cuadro de carbono de la Alma 29 está fabricado en carbono de alto modulo S o «silver». Orbea fabrica tres tipos de cuadros de fibra de carbono, G, S y B, siglas que corresponden a Gold (oro), Silver (plata) y Bronze (bronce), usando el intermedio (Silver) para la alma 29er. La diferencia entre todos ellos corresponde al nivel de los módulos de fibra utilizados en la construcción, con distintos grados de densidad, elasticidad y solidez, siendo el «silver» de la Alma 29er el intermedio, caracterizándose por una mayor rigidez y mejorando la absorción de impactos para una mayor eficiencia en nuestro pedaleo.

El triangulo trasero está construido con la tecnología 4×4 de Orbea, basado en el aumento de la distancia de unión entre vainas y tirantes mediante cuatro vértices, esto y el uso de una sola pieza monocasco de carbono para todo el triangulo, permite una gran mejora en lo que a rigidez y torsión lateral se refiere.

Otra característica de esta tecnología proviene del paso de 80mm a 100mm de recorrido en la horquilla. Siguiendo el caso del triangulo trasero, al aumentar la altura de la pipa de dirección sin variar el ángulo de los tubos diagonal y horizontal, estos se ven forzados a juntarse un poco más para conservar una geometría dentro de los estándares para bicis de 29″. Para evitar tener que hacer una pipa de dirección más grande o variar el ángulo de estos dos tubos, se ha optado por dejarlos con el mismo tamaño de pipa de dirección y angulación, pero creando un vértice curvando el tubo horizontal a unos 10cm del tubo del sillín. Con esto se consigue una mejora en la torsión lateral y la rigidez, pero también una mejora en la absorción de impactos, gracias a la unión mas baja del tubo horizontal con el tubo del sillín.

Unas vainas 3mm más cortas y un pedalier BB30 bastante bajo (303mm), permiten a la Orbea Alma 29er ser una bici bastante estable en cualquier terreno, y acelerar o afrontar las subidas más complicadas con una mayor eficacia.

El cuadro posee detalles de una gran calidad. Tubos con secciones poligonales, el diagonal con secciones planas a modo de «guardabarros». Eliminación del puente en el triangulo trasero dejando un paso de rueda bastante holgado. Guiado de cables directo mejorando el funcionamiento de la transmisión a la vez que lo protege de la suciedad, con una guia en la pipa de dirección que elimina cualquier posibilidad de dañar el cuadro o las fundas con el rozamiento de estos entre si. Un protector para evitar que los «chupados» de cadena dañen el cuadro. Punteras monocasco con patilla de cambio desmontable, etc…

Nosotros hemos probado el modelo tope de gama, la Alma 29 S Team, con un montaje pensado para dar el máximo rendimiento en cualquier terreno, ya sea el de la competición de más alto nivel como el del usuario avanzado de grandes pretensiones.

Pocas pegas podemos poner al respecto, y existiendo varios modelos con el mismo cuadro, con la posibilidad de personalizar los componentes en cada uno, no creemos conveniente centrarnos en ellos.

Eso si, sobre el terreno te podemos decir que la Orbea Alma 29 S Team, con un eje de pedalier bastante por debajo de la línea entre ambos ejes de las ruedas, ofrece unas garantías de estabilidad tanto a altas velocidades, como en las curvas más cerradas, sin pecar en exceso en la agilidad y maniobrabilidad del tren delantero. El único pero a este pedalier tan bajo, viene dado por la mayor cercanía de nuestros pedales al suelo, así como un esfuerzo extra al sobrepasar grandes obstáculos con la rueda delantera, costando algo más el levantarla a modo de «manual o caballito».

Rodadora como ninguna, amante de las altas velocidades, se desenvuelve correctamente tanto en pistas como en senderos revirados y bacheados, sin pecar en las subidas de mayor pendiente.

Si quieres ver todos los modelos disponibles, sólo tienes que pasar por la web de Orbea y configurar tu propia Alma.

Material usado en la prueba:

-Maillot manga corta REPLICA TEAM
-Culote corto SPORT RMT2
-Casco THOR

ABUS Game Changer

www.orbea.com