Obligar a todos los políticos a ir en bici a diario, a pie o transporte público

192
Obligar-a-todos-los-politicos-a-ir-en-bici-a-diario-a-pie-o-transporte-publico-atasco-carretera
La gran mayoría de desplazamientos urbanos podrían hacerse en bicicleta o andando. Los desplazamientos de los políticos, deberían ser obligatorios en bici, a pie o transporte público.

Y aún así les pagamos muy bien pagados.

El coche privado (en este caso «público), está tan metido dentro de nuestra sociedad, que ni cambio climático, ni contaminación, ni precio del petróleo, ni atropellos, ni gasto público ni san dios, puede hacernos ver que algo de todo esto no está bien.

Si el número de políticos en España es desmesurado, el segundo mayor en toda Europa con 400.000 políticos en 2020 (300.000 más que en Alemania).

Sus sueldos desorbitados, y si esto nos da igual, ¿Cómo nos va a importar como se desplacen a diario?.

Una sociedad dormida o adormecida, con horchata corriendo por sus venas, que mientras puedan usar su coche, tomarse una cerveza con los amigos y les funcione el internet en el móvil, sobreviven. (Antes era, la TV, pero esta murió hace ya tiempo…).

¿Qué es eso de los coches oficiales? ¿Cómo que son sostenibles por ser eléctricos?

Cualquier cargo público, desde el funcionario con calificación más baja, hasta todo los miembros del Congreso de lo Diputados, incluido el señor presidente del Gobierno, debería ir a pie, en bicicleta o en su defecto en transporte público, a todas partes.

Ya no solo es el mero echo de la ingente cantidad de coches oficiales, que pagamos todos y que renuevan cada dos por tres.

Es tan sencillo como que alguien que se llena la boca con el cambio climático, la sostenibilidad o la calidad de vida, para ser creído, lo primero que deberían hacer es dar ejemplo.

Si los políticos, todos, desde el del pueblo más pequeño de España a la capital del reino Madrid, se desplazasen a diario en bicicleta, nuestro mundo cambiaría por completo de la noche a la mañana.

Te hago un carrilito bici inútil, que lo que hace es cabrear a ciclistas y a conductores

Los carriles bici son necesarios, pero haciéndolos adecuadamente.

Si un político tuviese que utilizar a diario un carril bici el cual ha firmado su realización y se ha hecho la foto de rigor, los carriles bici serían muy diferente a como son los actuales.

Y es que como todo nos da igual, cada vez lo intentan hacer peor para enfrentarnos más.

La ecuación es sencilla.

Proponen la creación a bombo y platillo de un nuevo carril bici. Piden una subvención Europea.

Unos cuantos meses después de cobrarla, cuando no años, comienzan la obras del carrilito.

Tardan una eternidad, lo hacen lo más chapuceramente y barato posible, ya me entiendes.

Llaman a los medios afines, se hacen la foto de rigor, y fin de la historia.

Así lucen la gran mayoría de carriles bici de España.

Son inútiles, se deterioran con mirarlos y no se mantienen nunca, no sirven para desplazarse, ni a un punto indefinido, ni mucho menos de un punto A a un punto B en concreto.

Son más lentos que ir en coche, con mil rodeos, curva, bordillos, semáforos, parada de autobuses, etc…

Los ciclistas urbanos no los utilizan por estos motivos y muchos más, por lo que tanto conductores de coches como las personas en bici por la calzada comienzan su guerra diaria de «vete por el carril bici que para eso te lo han hecho».

Todo un puto desastre.

No, los coches eléctricos no son sostenibles ni se pueden sostener

Ya se ha dicho, estudiado y meditado, el coche eléctrico, a día de hoy y en el futuro cercano, no es la solución para ninguna ciudad, y menos del planeta.

Ocupan los mismos espacios, contaminan en su creación, transporte y también uso, además de su reciclaje.

Atropellan igual o más que los coches Diesel o gasolina.

Son caros, y los materiales que emplean escasos, por lo que no hay como sustituir los actuales.

No podemos genera la electricidad, ni las estaciones para cargarlos. Necesitaríamos una cada 4 metros en todas las calles.

Y un sin fin de cosas que hacen que el coche eléctrico sea inviable por más que se empeñen.

Y la única forma rápida de cambiar esto, sería que, los políticos, que ahora están que si renovables, que si eco, que si reciclaje, que si sostenibilidad, que si movilidad ecológica, y mil eslóganes más, todos, sin excepción, se tuviesen que mover tanto en horario laboral como personal, en bicicleta. (o a pie o transporte público).

Ganaríamos todos.

Nos saldrían mucho más baratos, contaminarían menos, ocuparían menos espacio en la vía pública, harían carriles bici en condiciones, pacificarían las calles donde no fuese posible construirlos, etc, etc, etc.