Nuevos aparcamientos para bicicletas seguros y alquiler en las estaciones de Tren

208
llevar bicicletas en el autbús
Foto de archivo.

Adif, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias de España y la Red de Ciudades por la Bicicleta acaban de firmar un acuerdo para facilitar e incrementar el uso de la bicicleta como medio complementario al tren o ferrocarril.

Con motivo de la feria Fitur, Isabel Pardo y Antoni Poveda se han puesto de acuerdo en varios puntos para que la bicicleta cuente un papel importante en todas las estaciones de tren de las grandes ciudades.

El orden de prioridades se establece por primera vez en la historia de la siguiente manera. Primero lógicamente los peatones, seguidos de la bicicleta, los patinetes eléctricos, motociclistas y el transporte colectivo como taxis, VTC o coches compartidos, y por último el uso del coche privado.

Entre los puntos a resaltar destacan la creación de aparcamientos seguros para bicicletas en las estaciones de ferrocaril, así como la implantación de puntos de alquiler de bicicletas en las mismas.

Con esta medida se pretende no solo facilitar a las personas que ya utilizan la bicicleta como medio de transporte complementario al tren, sino además acercar a un mayor número de personas a su utilización.

Ya son varios estudios los que demuestran que un peatón al bajarse del metro, el tren o el autobús si tiene que recorrer dos manzanas a pie (500m) para conseguir una bicicleta de alquiler para desplazarse por la ciudad, esta desiste de ello.

Por este motivo, potenciar como venimos reclamando durante años, que todas las estaciones de transporte público, metro, bus, aeropuertos, trenes, etcétera, deberían de contar con aparcamientos para ciclos dentro de las mismas, cubiertos y vigilados, es sin duda una de las mejores medidas para potenciar su uso, además de bastante económica.

Ellos lo denominan «Ecomilla» pero es un termino que los repartos de mercancias de las ciudades mas ecológicas ya llevan utilizando desde hace años, denominados repartos de «última milla».

Por eso, adecuar también las estaciones para que no cuenten con barreras arquitectónicas, tanto para personas con discapacidad como para ciclistas u otro tipo de movilidad urbana como scooters eléctricos, segeways, etc, no solo facilitará su uso, sino que hará que aumente.

Esperemos que el acuerdo entre ADIF y RCxB se haga realidad y no quede en un papel olvidado.