No usar este aparato, la única manera de ganar a Tadej Pogacar en el Tour de Francia

El dicho de "haciendo lo que siempre haces no llegarás más lejos de lo que has llegado" viene que ni pintado para los equipos y ciclistas actuales que intentan batir a Tadej Pogacar en el Tour de Francia.

997
No-usar-este-aparato-la-unica-manera-de-ganar-a-Tadej-Pogacar-en-el-Tour-de-Francia
Jonas Vingegaard probó serte en la Super Planche, pero atacó a 200 metros de la meta. Con esta táctica de siempre, Tadej Pogacar es muy difícil de batir.

De todos es sabido que el ciclismo profesional actual se basa en números, medidos principalmente por ordenadores, y en algunos casos por mentes privilegiadas.

Todo está controlado al milímetro desde hace muchos meses antes de cada competición, nada se escapa a las matemáticas.

Desde los entrenamientos, las concentraciones, el material, los horarios, los niveles en sangre, la comida y hasta la altura de los calcetines.

Ganar una Gran Vuelta hoy en día solo está al alcance de cuatro privilegiados, que sin las matemáticas, estarían literalmente perdidos en el asfalto

En el Tour de Francia, y desde hace un par de años, solo se habla de un nombre a la hora de hablar de la victoria final, Tadej Pogacar.

Todos le temen, y a diferencia de años atrás, únicamente a él y no a su equipo.

En las matemáticas de los equipos ciclistas profesionales, aunque el líder es quien tiene que destacar, el resto de integrantes también entran en las diferente ecuaciones a la hora de conseguir resultados.

Con Tadej Pogacar no ocurre esto, pues como hemos visto en estos días y en temporadas anteriores, cuando la cuerda se tensa es él solito quien ha de guisárselo y comérselo.

El joven esloveno de oro incluso ha dado pistas en más de una ocasión de cuales son sus debilidades sobre la bicicleta de carretera.

Derrotar a Tadej Pogacar no es solo cuestión de piernas, hay más opciones

Otra tónica del ciclismo de los últimos años, y basándose en lo mismo, las matemáticas, salvo muy muy contadas ocasiones, es la de esperar a los últimos kilómetros de las etapas clave para «probar» suerte.

Sí, al final gana uno u otro, normalmente el más fuerte.

Y es precisamente de lo que se trata aquí, de derrotar al más fuerte, quien como ha demostrado hasta ahora, es don Tadej Pogacar.

Por eso, usar la calculadora y no el ingenio para ganarle, siempre llevará al mismo resultado, victoria de Pogacar.

Todos le temen, y es que perder un top ten o el podio en el Tour de Francia por arriesgar más de la cuenta, no parece compensar.

Esperando 180 km para atacar en lo dos últimos kilómetros del puerto no va a ninguna parte

Como hemos visto con Wout van Aert en etapas anteriores, vale más arriesgar y perder cinco minutos, que quedarse mirando 180 km y probar suerte a 2.000 metros de la meta.

Las alianzas también funcionan, pero son complicadas cuando se aspira a la misma recompensa.

Pogacar sin un gran equipo que le apoye y con el Jumbo-Visma y el Ineos Grenadier, en el caso de este último con hasta tres ciclistas en el top ten, tienen muchas cartas con las que jugar.

Tienen mucho que ganar y mucho que perder, de ahí que siempre tiren de calculadora para decidir el resultado.

Con tres jornadas Alpinas como las que nos esperan, con tres finales en alto y grandes puertos intermedios, existen muchas posibilidades diferentes de derrotar a Tadej Pogacar.

Esperando para atacar en el último kilómetro es la peor de ellas y la que menos resultados beneficiosos para nombres como Thomas, Vingegar, Yates, Barde, Gaudu, Pidcock, Mas o Quintana entre otros puede dar.

El Ineos Grenadier tiene la mejor mano para esta partida de Poker que es el Tour de Francia. Conseguir ganar a Tadej Pogacar solo depende de jugar bien las cartas, no de usar el mismo aparato de siempre, la calculadora.