«No se ve una mierda». Remco Evenepoel carga contra La Vuelta en la primera etapa

Tras concluir la etapa, Remco Evenepoel ha ido en busca de las cámaras de televisión para mandar un mensaje bien claro a la organización de La Vuelta.

Vaya desastre de organización en la primera etapa de La Vuelta Ciclista a España 2023 disputada por las calles de la ciudad de Barcelona.

Lo de la lluvia no se podía prever con meses de antelación, pero los horarios de salida, no es que estuviesen muy apretados, sino muy mal previstos.

El primer equipo ha tomado la salida a las 18:55 aún sin la clara presencia de la lluvia y con bastante luz.

Pero el último, el Soudal-Quick Step, lo ha hecho a las 20:19 horas.

No hace falta ser muy ducho en temas de horarios para saber que el sol se pone en estos días sobre las 20:30 horas, por lo que con o sin lluvia, el Soudal iba a llegar a tientas a la meta.

Si le sumamos las nubes, negras, y la lluvia, esto ha hecho que hayan tenido que correr la carrera prácticamente a ciegas, pese a las luces largas de los coches que les precedían.

Los asistentes de Remco Evenepoel le han pedido calma, pero el belga ha contestado que importa una mierda

Nada más concluir la etapa, en la que el Soudal-Quick Step ha terminado en tercera posición perdiendo 6 segundos frente al DSM y el Movistar, primero y segundo en el día, Remco Evenepoel ha ido directo a buscar una cámara de televisión para mandar un mensaje.

En un claro inglés, Evenepoel ha dicho que no se veía una mierda, y que no son monos de feria.

Y no le hace falta razón, ya que era más que previsible, o mejor dicho, era claro que los últimos equipos iban a llegar de noche a la meta.

Haber adelantado media hora las salidas hubiese solucionado el problema de la visibilidad, aunque no el de la lluvia.

Pero claro, estamos hablando de una gran ciudad como Barcelona, en pleno viernes tarde, y cortada al tráfico algunas de sus arterias principales.

Veremos que tiene que decir mañana Remco Evenepoel, y sobre todo si trata de recuperar de primeras esos seis segundos perdidos en el alto de Montjuic.

Minutos después, más calmado, Remco Evenepoel se reafirmaba en sus palabras:

Navega por la nube de etiquetas o comparte el artículo con más amigos y ciclistas: