No es que la baje con 11 años, es que ¡cómo la baja con 11 años!

Si ya de por sí es un logro con 11 años bajar por el mismo circuito por donde descienden los profesionales del mountain bike en la Copa del Mundo de Descenso, hacerlo de la manera que lo hace este jovencísimo ciclista es ir un peldaó más allá.

11146
No es que la baje con 11 años, es que ¡cómo la baja con 11 años
Vinci Vodan es un joven de 11 años de edad que es capaz de descender con soltura un circuito de la Copa del Mundo de Descenso en mountain bike.

Disfrutar de las pistas de un bike park en bicicleta hace tiempo que dejó de ser un deporte pare cuatro locos e las dos ruedas.

En la actualidad, la mayoría de estaciones de esquí tienen habilitados durante los meses de verano circuitos de todos los niveles, desde principiantes hasta los más expertos, pasando incluso para circuitos exclusivos para el XC o las bicicletas eléctricas.

Familias enteras pasan semanas subiendo en los telesillas y telecabinas de todo el mundo para descender con sus bicicletas de montaña una y otra vez hasta que el cuerpo aguante.

Los más pequeños progresan de una manera sorprendente ayudados por lo más mayores, el material específico y los senderos adecuados para ir subiendo de nivel poco a poco.

Después está Vinci Vodan, y otros niños como él, que progresan tan rápido que su padres y hermanos mayores a duras penas les pueden seguir cuesta abajo.

Si ya de por sí es un logro con 11 años bajar por el mismo circuito por donde descienden los profesionales del mountain bike en la Copa del Mundo de Descenso, hacerlo de la manera que lo hace este jovencísimo ciclista es ir un peldaño más allá.

La bajada de la WC en el bike park de Leogang, en Los Alpes austriacos, no es el circuito que fue antaño, pero aún así, es un circuito «World Cup» con sus mega saltos, sus zonas de raíces, peraltes y altas velocidades.

Y no es que consiga hacerlo mas o menos bien, sino que lo hace prácticamente igual que un profesional, frenando donde hay que frenar, tomando las curvas bien colocado e incluso haciendo las trazadas más rápidas pero a la vez más difíciles.

Y si no lo crees, solo tienes que dar al play y descubrirlo tú mismo.