Multa de 500€ a un ciclista en Madrid por circular en dirección contraria de forma legal

La multa fue impuesta en una calle residencial de Madrid con señal S-28.

485
Multa-de-500E-a-un-ciclista-en-Madrid-por-circular-en-direccion-contraria-de-forma-legal-en-una-calle-residencial-casino-bicicleta
Imagen de la multa de 500 € por circular en bicicleta en dirección contraria por una calle residencial de Madrid. La calle Casino cuenta con señal S-28. - @jotaefe68

Las complejas leyes y normativas municipales, hacen que incluso los propios agentes de la autoridad no solo las confundan, sino que en muchas ocasiones, hasta las desconozcan.

Este parece ser el caso de una nueva multa impuesta por un Policía Municipal de la ciudad de Madrid a un ciclista urbano.

La multa de 500 euros nada más y nada menos, ha sido impuesta por circular en bicicleta en sentido contrario al de la «circulación».

Para agentes, conductores e incluso ciclistas, en calles residenciales con señal S-28, las bicicletas pueden circular en doble sentido y tienen prioridad

El caso es que el ciclista circulaba en sentido contrario, pero lo hacía por una calle residencial, marcada en varias ocasiones con la señal S-28.

Según la Ordenanza de Movilidad Sostenible de la ciudad de Madrid, las bicicletas pueden circular libremente y en ambos sentidos en calles residenciales marcadas con dicha señal.

También en los casos en ciclocalles y en calles con velocidad limitad a 30 km/h en que esté expresamente señalizado.

Así reza el texto de la Ordenanza de Movilidad sostenible en la página web del Ayuntamiento de Madrid:

«Las bicis podrán circular en ambos sentidos en: calles residenciales de plataforma única con velocidad máxima limitada a 20 km/h; en ciclocalles; y en calles con velocidad limitad a 30 km/h en que esté expresamente señalizado.

Las bicicletas, sin poner en riesgo a los peatones, podrán circular en ambos sentidos de la marcha en ciclocalles, calles residenciales de plataforma única limitadas a 20 km/h excepto cuando exista una señalización específica que lo prohíba y en aquellas que, aun teniendo limitación a 30 km/h, así se señalice.«

La multa impuesta a este ciclista madrileño se realizó en concreto en la calle Casino.

Esta vía, como se puede ver en Google Maps, esta marcada a su entrada con la señal S-28 de zona residencial.

Existe un pequeño vacío legal en la interpretación de la señal S-28

La señal se repite en varias ocasiones a lo largo de la calle.

La normativa deja claro, que la zona residencial termina cuando se coloca una señal S-29, es decir, la misma señal S-28 con una línea roja en diagonal.

En dicha calle, como en otras tantas, no parece existir dicha señal, cosa que no quita que la multa fuese impuesta donde sí existe la señal S-28 que permite a los ciclistas ir en ambos sentidos y con prioridad sobre los coches.

Cuando no existe dicha señal S-29, la calle residencial podría terminar en los siguientes casos:

  • Tras el primer cruce.
  • Tras el primer cruce en el que se incorpore el tráfico.
  • Tras el primer cruce en el que se incorpore tráfico desde una calle no residencial.
  • Cuando cambie el carácter de la calle y las bocacalles de plataforma única a una calle que diferencie aceras y calzada a distinto nivel.
  • Cuando cambia el nombre de la calle. 
  • Cuando termina la calle, aunque haya cambiado de nombre.

El ciclista en cuestión, @jotaefe68 en Twitter, recurrirá la multa de 500€, la cual deja una vez más a entrever que ni conductores ni muchos agentes de la autoridad, conocen la normativa, ordenanzas, señales y código de circulación.