Multa a un organizador de una carrera de bicicletas eléctricas de renombre

La empresa organizadora del evento ciclista ha sido condenada, así como el director de la carrera.

Los hechos se remontan a 2020, cuando durante el Verbier eBike Festival, un evento de bicicletas eléctricas, varios parajes naturales parece que fueron dañados.

Así lo recoge la sentencia donde se declara culpable de los hechos, tanto al director de la carrera, Nicholas Hale-Wood, como a la empresa organizadora Bike Freeride.

La competición que se engloba dentro del Verbier eBike Festival, y denominada eMTB Tour of Mont Blanc atraviesa varios parajes naturales protegidos, y pese a ser una competición Suiza, también se adentra las montañas de Francia.

La justicia francesa ha sido quien ha condenado los hechos ocurridos, y que más abajo puedes ver en la sentencia.

Los ciclistas participantes en la carrera se salieron de la senda marcada, dañando la flora del lugar

Entre los delitos juzgados están la señalización, a base de pintura no biodegradable y permanente, en varios árboles en espacio protegido.

Pero también, y que implica a todos los ciclistas participantes, el deterioro de la flora del lugar, en concreto de unas flores carnívoras y muy raras que habitan en estos parajes alpinos.

Los participantes, como suele ocurrir cuando no hay cintas delimitadoras, se salieron en dos puntos del circuito monte a través, dañando las flores protegidas.

Los organizadores deberán afrontar una multa de 65.000 euros y 3 meses de prisión

La multa al Verbier Ebike Festival, que asciende a 65.000 años y tres meses de prisión, dividida en 16.000 al director y 51.000 a la empresa organizadora, hay que sumarle 3 meses de prisión y un año de no poder organizar ningún evento deportivo en territorio francés.

Entre los cargos presentados por Aster (Conservatoire d’Espaces Naturels de Haute Savoie) se encuentra cargos penales y civiles.

En este vídeo podemos ver el resumen del Verbier eBike Festival 2020:

Así recoge el documento público de la sentencia al organizador del evento ciclista en Francia:

«Justicia: Una decisión histórica para las reservas naturales de Alta Saboya.

En el verano de 2020, se organizó una carrera de eMTB, el eTour du Mont Blanc, en Alta Saboya con la autorización del prefecto y atravesó la reserva natural nacional Contamines-Montjoie.

Los corredores, en equipos de dos atletas de alto nivel, atravesaron el corazón de dos raras y protegidas turberas, destruyendo las raíces de una delicada planta carnívora, la protegida y emblemática: la droséra de hoja redonda.

El equipo de gestión de la reserva natural (Aster, Conservatoire d’Espaces Naturels de Haute Savoie) descubrió daños importantes y probablemente irreversibles en el área y redactó un expediente sobre el organizador.

https://www.iberobike.com/video-sin-duda-un-alivio-para-nuestra-mente-en-estos-dias-de-cuarentena-verbier-ebike-festival/

Al final de la investigación preliminar, el fiscal del estado decidió presentar cargos contra el organizador del evento y su representante.

Asters-CEN74, como agencia administradora de la reserva, también presentó cargos civiles ante la corte, junto con un terrateniente cuya propiedad la carrera atravesó sin notificación y donde varios árboles fueron dañados con pintura indeleble.

El tribunal de Bonneville emitió su sentencia el 21 de noviembre de 2022. El organizador del evento y su representante fueron condenados a:

El representante legal:

– 3 meses de prisión condicional
– 15 000 € por daños y 1000 € de multa penal
– Prohibición de organizar eventos en Francia durante un año

El organizador del evento:

50.000 € de daños y perjuicios y 1.000 € de multa penal
Prohibición de organizar eventos en Francia durante un año

En términos de daños, como administrador de la reserva natural, Asters-CEN74 será indemnizado por los daños causados ​​a las turberas y especies protegidas en la reserva natural de Contamines-Montjoie.

También se ordenó a los demandados que indemnizaran al terrateniente cuya propiedad fue utilizada por la raza sin su acuerdo.

Esta sentencia sirve de ejemplo para casos en espacios naturales protegidos de muy alto valor patrimonial. Es parte de la firme postura de la fiscalía de Bonneville contra los ataques al medio ambiente.

El mensaje es claro: organizar un evento deportivo en una reserva natural es posible con la debida consulta y autorización para evitar daños irreparables a la naturaleza, como lamentablemente sucedió en 2020.
«

Navega por la nube de etiquetas o comparte el artículo con más amigos y ciclistas: