Muévete en bici

Según datos estadísticos, este año se han vendido más bicicletas que automóviles y, en cada casa, de media, suele haber tres bicis.

A casi todos los que leemos IBEROBIKE nos encantaría poder movernos, desplazarnos y acudir a nuestras citas personales y profesionales en bici, pero al menos en Madrid, que es el entorno donde vivo, no es demasiado fácil.

Por supuesto que hemos mejorado y avanzado mucho, pero aún queda mucho por hacer. Circular es complicado y arriesgado, pero el problema suele venir en el momento en el que llegas al destino y te planteas:

¿Dónde dejo la bici en lugar seguro?

mochila_shimano_osaka_6-676x312

A mi parecer, habría que enfocarlo como un tema educativo. Sería muy interesante que los niños pudieran acudir al colegio en sus bicicletas. Puedo entender que no todos pueden hacerlo, pero una gran mayoría vive cerca de sus centros educativos y con poca infraestructura se puede hacer un parking de bicicletas.

Con ello se obtendrían grandes ventajas: adquirir hábitos saludables, mejorar el tráfico, otorgar responsabilidades a los chavales y una profunda iniciación a los menores en las normas de circulación.

1421504_10153468171650105_1402654495_n

Y quizás en grandes ciudades es un tema complejo, pero en pequeños núcleos urbanos se debería estar ya trabajando para imponerlo como norma. Creo que un niño con diez años, bien formado en normas básicas de circulación, es perfectamente capaz de ir de su casa al colegio. Esos niños van a adquirir unas costumbres que van a mantener de adultos y que en una década pueden dar un cambio importante en la forma de movernos.

En cuanto al presente, necesitamos analizar cómo y dónde dejar nuestras bicicletas en lugar seguro.

El otro día, mi amigo Juanjo me contaba: “Llevo quince años trabajando en El Corte Inglés y todos los días voy y vengo en bici, hasta ayer, que el agente de seguridad me dijo que no estaba autorizado a pasar con la bici al centro”.

Con esa conversación, me planteé este artículo. Muchas facilidades no son las que nos dan, ¿no?

Sería importante que desde las instituciones se fomentara y premiara a los centros de trabajo que facilitan a sus empleados la custodia de sus bicicletas. Y partiendo de esa base, podíamos seguir por los centros comerciales y/o comercios, que nos faciliten espacios para que nuestras bicicletas estén protegidas y seguras.

ribcap3-690x458

Otro detalle  es que usar un transporte público  no sea un problema o trastorno si vas con tu bicicleta.

Posiblemente, aún somos un colectivo poco numeroso, pero a los precios que se está poniendo el combustible no descartemos la opción de movernos en bici para casi todo. No es fácil encontrar soluciones en las que todos los usuarios de las vías quedemos plenamente satisfechos, pero empezamos a ser más bicicletas que automóviles, así que algo tendrán y tendremos que hacer y decir.

Nos vemos por los caminos…

Sergio Lucas, para IBEROBIKE.com