Mi cuñado se ha comprado una Gravel Bike

Ya le ha pedido a los Reyes Mago una equitación específica para ir a juego con su nueva bicicleta de gravel que le ha traído Papá Noel.

Tras conseguir los mejores KOM en bicicleta de carretera en la zona en la que entrena, y también alzarse con el triunfo en el club ciclista de montaña al que pertenece, ganando el premio a mayor número de salidas en todo el 2022, mi cuñado ha decidido pasarse al lado oscuro, el Gravel Bike.

Poco a poco se ha convertido en el ciclista del que más se habla en mi ciudad, pues con el auge del uso de Strava, rara es la subida, e incluso en llanos, donde no aparece en los primeros puestos o con algún KOM.

Ya el broche de oro, y tras solo dos años montando en bici, ha sido el trofeo de su club que le dieron este fin de semana en la cene de navidad.

Cada fin de semana hacen un control de firmas para saber quien sale y quien no durante todo el año.

Resulta que, Paco, mi cuñado, solo ha faltado dos fines de semana en todo el año, algo que no había pasado en el club en la vida.

Algunos por obligaciones familiares o laborales, otros por enfermedad o lesión, o cualquier imprevisto, lo normal es faltar entre 5 y 10 fines de semana cada temporada. El dos.

Lo más cachondo del tema, es que uno fue por irse a correr la Quebrantahuesos, y el otro fin de semana la Titan Desert de Almería.

Mi cuñado se ha comprado una Gravel Bike y quiere crear un club propio «solo gravel»

Tras encumbrarse esta temporada y con solo 24 meses siendo ciclista (antes era el tipico que sujetaba las barras de los bares), parece que ya se ha cansado de la flaca y las ruedas gordas.

Para Papá Noel, se ha autoregalado una bicicleta de Gravel Bike, y ya ha dejado caer que quiere hacer un un club ciclista solo para «graveleros«.

Menos mal que al menos no es una Gravel Bike eléctrica.

Para Reyes, le ha pedido a su parienta que le encuentre un maillot y un chaleco con el mismo estampado que el que usa los domingos para ir a tomar el Bermut después de salir a entrenar con la grupeta. Camisa de cuadro y chaleco tipo «cayetano» color beis.

Le he dicho a mi hermana que no se preocupe, es fácil encontrar esos maillots hoy en día, solo que son algo mas caros que un chaleco relleno de plumas de polluelo de avestruz de Tanzania.

Para 2023, quiere hacerse el Camino de Santiago en Gravel Bike solo con una bolsita de manillar y lo que le entre en los bolsillos del maillot

Como no, nuevo año, nueva bici y nuevos retos.

Los KOM ya los tiene, y mientras no se los quiten no se va a preocupar mucho.

El trofeo de su club también, y mientras monta el suyo propio, ya se ha puesto un reto para 2023.

Quiere recorrer los cerca de 700 kilómetros del Camino de Santiago que va desde Madrid a Compostela en Gravel Bike.

Pero no con alforjas y ni cargado con una gran mochila. Mi cuñado paco lo quiere hacer con una bolsita de manillar, que aún tiene que comprar, y lo que le quepa en los bolsillos del manillar.

Dice que las alforjas en la bicicleta de carbono Gravel que se ha comprado no quedan bien y le podrían partir los tirantes.

Además, dice que la esencia del Gravel Bike es esa, viajar ligero y sin complicaciones.

Además, lo quiere hacer en cinco días, de lunes a viernes, pues de lo contrario perdería uno o dos fines de semana de salir con su club, lo que peligraría no conseguir de nuevo el triunfo a ciclista con más salidas del año.

Navega por la nube de etiquetas o comparte el artículo con más amigos y ciclistas: